BREXIT

Las claves del acuerdo de la retirada del Reino Unido de la Unión Europea

El tema fronterizo con Irlanda, Gibraltar o los acuerdos comerciales con la UE son algunos de los puntos tratados en el texto acordado entre Londres y Bruselas

Las claves del acuerdo de la retirada del Reino Unido de la Unión Europea

El Gobierno británico y los Veintisiete países que continúan permaneciendo en la Unión Europea han dado su respaldo al acuerdo de retirada del Reino Unido del club comunitario.

Estos son los principales puntos del texto acordado entre Londres y Bruselas:


Derechos de los ciudadanos


Los derechos de los más de tres millones de ciudadanos comunitarios que viven en el Reino Unido y de más de un millón de británicos que residen en países de la Unión Europea verán sus derechos salvaguardados, según se desprende del acuerdo provisional para el "Brexit".

El acuerdo cubre a los ciudadanos que residan en el Reino Unido y en la UE al término del periodo de transición pactado, que concluye el 31 de diciembre de 2020, así como a los familiares que tengan derechos bajo la ley de la UE y que aún no vivan en el mismo país, con vistas a que puedan reunirse en el futuro.


Frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda


En el plan de contingencia que se aplicaría en caso de que el periodo de transición concluya sin un acuerdo sobre la relación entre ambas partes, todo el Reino Unido permanecerá en la unión aduanera de la UE, de forma que Irlanda del Norte quedaría en el mismo territorio aduanero que el resto del Reino Unido.

Además, Irlanda del Norte permanecerá "alineada" con aquellas normas del mercado único que son "esenciales" para evitar una frontera física. Si no se ha cerrado ese pacto futuro para julio de 2020, Londres y Bruselas podrían considerar de forma conjunta tener más tiempo extender el periodo de transición.


Gibraltar


El acuerdo incluye un protocolo específico para Gibraltar, que sienta las bases de la cooperación administrativa entre España y Londres en áreas como la fiscalidad, el tabaco o la pesca, claves en la relación entre ambos; pero también en la cooperación policial y aduanera.

Ese protocolo forma parte de un paquete "más grande de acuerdos bilaterales entre España y el Reino Unido en relación con Gibraltar.


Obligaciones financieras


Tal y como estaba previsto en el acuerdo sobre la primera fase de las negociaciones, el Reino Unido honrará todos los compromisos financieros a los que llegó siendo Estado miembro de la Unión Europea.


Gobernanza del acuerdo


El proyecto de acuerdo crea un marco con una primera etapa de resolución política de las diferencias entre el Reino Unido y la UE.

En caso de que el desacuerdo persista, un panel de arbitraje se encargará de la resolución de conflictos. En el caso de que el desacuerdo tenga que ver con una cuestión de interpretación de la legislación europea, corresponderá al Tribunal de Justicia de la Unión Europea pronunciarse al respecto.


Periodo de transición


El periodo de transición se mantiene como ya se acordó previamente y entrará en vigor el día después de la salida británica de la Unión, esto es, el 30 de marzo de 2019.

Estará en funcionamiento hasta el 31 de diciembre de 2020, por un periodo de 21 meses, y durante este tiempo el Reino Unido quedará sujeto a las leyes comunitarias y las obligaciones que estas conllevan.

Este periodo se podrá extender una única vez, por un tiempo limitado, algo que debe consensuarse de forma conjunta.


Acuerdo comercial


El Reino Unido y la UE negociarán su futura relación, incluyendo un acuerdo para regular sus relaciones comerciales, a partir del consenso de todas las partes sobre el acuerdo de retirada.

Ambas partes esperan que este acuerdo comercial entre en vigor antes del final del periodo de transición, de forma que los acuerdos de contingencia para evitar una frontera física en Irlanda nunca llegaran a ser utilizados.