Comienza la cumbre entre la UE y África centrada en la paz y la inmigración

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) y África iniciaron hoy un encuentro de dos días en el que abordarán un amplio abanico de cuestiones de interés común, con especial atención a la paz y la estabilidad y la inmigración irregular

La canciller alemana Angela Merkel saluda al presidente de Burundi, Pierre Nkurunziza, antes del comienzo de la cuarta cumbre bilateral entre la Unión Europea y África celebrada en Bruselas, Bélgica
La canciller alemana Angela Merkel saluda al presidente de Burundi, Pierre Nkurunziza, antes del comienzo de la cuarta cumbre bilateral entre la Unión Europea y África celebrada en Bruselas, Bélgica
Comienza la cumbre entre la UE y África centrada en la paz y la inmigración


Los presidentes del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, recibieron a los líderes europeos y africanos, entre los que figuran los presidentes del Gobierno español, Mariano Rajoy, así como el de Francia, François Holande, la canciller alemana, Angela Merkel, y los de Nigeria, Goodluck Jonathan o de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang.

Esta cuarta cumbre bilateral ha estado precedida por una reunión específica dedicada a la situación en República Centroafricana, después de que este martes la UE autorizase el envío de una misión militar para contribuir a la seguridad en el país.

"Tenemos problemas en Europa como la crisis económica, el desempleo juvenil y ahora una crisis al este que hace revivir los fantasmas del pasado y que es un reto para la comunidad internacional", reconoció en su discurso de apertura Van Rompuy, quien aseguró que los Veintiocho también necesitan a África para combatir el cambio climático o gestionar la inmigración.

"Nuestra visión del mundo es cooperación y no competición. Un país es próspero cuando se abre al mundo", sostuvo por su parte Barroso, al tiempo que aseguró que la relación con África es una relación de "respeto mutuo".

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, por su parte, señaló que "pese a la crisis que vive la Unión, se ha decidido mantener el apoyo económico a África".

"Estamos muy preocupados por la situación en República Centroafricana, en particular por la violencia contra la comunidad musulmana", dijo a su llegada el ministro de Exteriores británico, William Hague.

Subrayó que se quiere "ver que los esfuerzos europeos y africanos por mantener la paz tienen éxito. Queremos ver el acuerdo sobre una misión de mantenimiento de la paz de Naciones Unidas", y sobre el aumento de la ayuda humanitaria.

El presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, señaló que esperaba que "al final de la cumbre entre la UE y Africa ambas refuercen su compromiso en desarrollo económico, así como en el mantenimiento de la paz y la seguridad humanitaria en Africa".

"Espero que la UE siga al lado de los países africanos. La UE es nuestro primer socio y por eso es importante que esa asociación continúe y que profundice en las cuestiones de desarrollo", subrayó el presidente de Níger, Mahmadou Issoufou.

En la reunión participa también el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, así como los presidentes de la Unión Africana, Mohamed Ould Abdel Aziz, y de la Comisión de la Unión Africana, Nkosazana Clarice Dlamini Zuma, quien en su intervención recordó la figura del fallecido expresidente sudafricano Nelson Mandela.

"La asociación entre la UE y Africa lleva un largo camino", recordó Zuma, quien agregó que aunque ambos continentes han perdido algunas oportunidades, "ahora tenemos que darnos cuenta de que hemos hecho juntos ese largo camino y de que podemos superar los obstáculos juntos" en el futuro.