DERECHOS

India despenaliza la homosexualidad

La comunidad LGBT ha ganado así una histórica batalla por la igualdad de derechos en la segunda nación más poblada del planeta, con más de 1.200 millones de habitantes

Miembros de la comunidad LGTB india celebran el fallo del Tribunal Supremo de la India sobre las relaciones homosexuales, en Bangalore (India).
Miembros de la comunidad LGTB india celebran el fallo del Tribunal Supremo de la India sobre las relaciones homosexuales, en Bangalore (India).
India despenaliza la homosexualidad

El Tribunal Supremo de la India ha revocado este jueves una ley de la época colonial que prohibía la homosexualidad y ha emitido un fallo histórico celebrado por el colectivo LGBT que se habían congregado fuera del Tribunal en Delhi.

La Corte suprema ha tumbado una sentencia que databa de 2013 y que daba validez a una ley británica de hace más de 150 años que criminalizaba con cárcel las relaciones entre personas del mismo sexo y las consideraba actos "contra natura".

El artículo 377 de código penal, que ha sido objeto de una larga batalla judicial en los últimos 20 años, prohibía "cualquier relación carnal contra el orden de la naturaleza".

Según el código penal indio, la homosexualidad podía ser castigada incluso con cadena perpetua, aunque las condenas entre personas del mismo sexo eran poco frecuentes.


Este histórico avance en pro de la igualdad ha recibido el aplauso y la alegría de cientos de personas que se abrazaban y lloraban de satisfacción tras la lectura de la sentencia


La comunidad LGBT ha ganado así una histórica batalla por la igualdad de derechos en la segunda nación más poblada del planeta, con más de 1.200 millones de habitantes.
636718422394298124m
El presidente de la Corte, Dipsk Misra, ha considerado que la disposición colonial "se había convertido en un arma de acoso contra la comunidad homosexual". "Criminalizar las relaciones carnales es irracional, arbitrario y manifiestamente inconstitucional", ha puntualizado el presidente Misra al leer su sentencia.

Otro juez, Indu Malhotra, ha considerado que creía que "la historia debe una disculpa" a las personas LGBT por haberlos excluido.

Cinco magistrados escucharon en julio los alegatos de los demandantes homosexuales, entre los que había varias celebridades, y que consideraban que el artículo colonial era contrario a la Constitución del país.


Los críticos de la ley dicen que aunque los procesamientos bajo la sección 377 son raros, se usan con frecuencia para chantajear a los indios homosexuales y lesbianas y contribuyen a su marginación, al tiempo que inhiben los esfuerzos para combatir enfermedades como el SIDA


Durante la celebración de la vista y los debates consecutivos, el gobierno de Narendra Modi, conservador en temas sociales, ha optado por no pronunciarse ni tomar partido y ha dejado en manos de la Justicia la decisión sobre si se despenalizaba, o no, las relaciones entre personas del mismo sexo.

La ley ya fue anulada por primera vez por el Tribunal Superior de Delhi en 2009, pero fue reinstaurada por el Tribunal Supremo en 2013, después de que varios grupos políticos, sociales y religiosos pidieron su restauración.

636718422337736013m
Pero en 2016, el tribunal decidió revisar esa decisión después de que los activistas presentaron lo que se conoce como una "petición curativa", que es una solicitud formal para revisar una orden judicial anterior percibida como un "error judicial".

La decisión de este jueves supone la última palabra en el asunto, ya que no puede ser impugnada más veces.

Pero aún es pronto para saber cómo se puede traducir esta decisión a largo plazo en una sociedad como la india.


Aunque existe un entorno homosexual discreto en grandes ciudades del país como Delhi o Bombay, las relaciones sexuales entre hombres o entre mujeres siguen estando muy mal vistas por la sociedad


Muchos indios, en especial en las zonas rurales donde reside el 70 por ciento de la población, consideran la homosexualidad como una enfermedad mental. Algunos la equiparan incluso con la zoofilia.

India es un país de mayoría conservadora y donde los líderes de todas las religiones se han opuesto a normalizar las relaciones entre personas del mismo sexo.

Para el colectivo LGBT es "un nuevo amanecer para la libertad personal" y la ley juega un papel importante para reconocer derechos que ayudan a cambiar mentalidades que impulsen a que la comunidad homosexual encuentre en India la plena aceptación, algo que se les ha negado durante mucho tiempo.