CRISIS DE REFUGIADOS

La ola de frío en Europa hace "insostenible" la situación de los refugiados en Grecia

La masa de frío polar, que procede de Escandinavia, ha dejado al menos 33 muertos en varios países europeos que han registrado las temperaturas más bajas desde hace más de un siglo

Varios refugiados caminan por uno de los campamentos.
Varios refugiados caminan por uno de los campamentos.
La ola de frío en Europa hace "insostenible" la situación de los refugiados en Grecia

a ola de frío que padece Europa hace aún más "insostenible" la situación de miles de refugiados que afrontan las duras condiciones en los campamentos de Grecia, donde se han llegado a registrar 15 grados negativos.

La isla de Lesbos ha amanecido cubierta por la nieve y el campamento de refugiados de Moria intenta subsistir a las inclemencias de la falta de todo, y ahora también a las bajas temperaturas. Las ONG presentes allí se quejan de que no disponen de los medios adecuados para que los refugiados puedan calentarse y que las autoridades de Atenas no están facilitando los medios.

La masa de frío polar, que procede de Escandinavia, ha dejado al menos 33 muertos en varios países europeos que han registrado las temperaturas más bajas desde hace más de un siglo.

En Atenas, las temperaturas no han superado los cero grados y muchas de las islas del archipiélago heleno continúan cubiertas de nieve. Varias de las islas acogen a los miles de inmigrantes que han llegado desde Turquía en los últimos meses y que han tenido que ser trasladados a otros refugios y a tiendas con calefacción. Aún así, la situación requiere más fondos y más atención por parte de las autoridades antes de que el drama que viven se convierta en una tragedia enorme y que el frío termine con la vida de los más vulnerables, niños y ancianos.

La Comisión Europea ha alertado sobre la situación y el riesgo que padecen los miles de refugiados en Grecia y avisa que "la responsabilidad" recae sobre las autoridades helenas. La UE recuerda al Gobierno de Alexis Tsipras la necesidad

de garantizar una asistencia adecuada a los inmigrantes y contar con "infraestructuras adicionales de acogida" en las islas.

En este contexto, Europa se mantiene dispuesta a proporcionar nuevos fondos de ayuda que permitan costear estas mejoras.

"La Comisión es consciente de que la situación actual es insostenible", ha declarado en rueda de prensa en Bruselas la portavoz comunitaria de Inmigración, Natasha Bertaud.

Sin embargo, ha añadido la portavoz, "asegurar unas condiciones de recepción adecuadas en Grecia es una responsabilidad de las autoridades".

Por su parte, el ministro de Inmigración griego, Yannis Muzalas, ha asegurado que el Gobierno ya ha adaptado los campamentos de refugiados del país y que no hay refugiados pasando frío. No ha ofrecido más detalles sobre cómo se ha efectuado y según varias ONG, en el campamento de Kara Tepé sí se dispone de estufas pero no sucede lo mismo en el de Moria.

30 MUERTOS POR FRÍO Y TEMPERATURAS DE 40 GRADOS BAJO CERO EN RUSIA

Además de hacer aún más difícil la vida de los refugiados en Grecia o Turquía, las bajas temperaturas y las intensas nevadas que asolan varios países europeos han provocado la muerte de una treintena de personas en Polonia, Italia, Albania, Rusia, Grecia, República Checa o Bulgaria.

Diez personas han fallecido en Polonia como consecuencia del frío y de las intensas nevadas. En Polonia se han registrado temperaturas de 25 grados bajo cero. Cada año mueren en el país una media de 80 personas a causa del frío y en la mayoría de los casos se trata de personas sin hogar o que bajo los efectos del alcohol se quedan dormidos y mueren congelados.

Dos inmigrantes iraquíes y un somalí han muerto también en la frontera de Turquía con Bulgaria. Además, el temporal se ha cobrado víctimas mortales en Italia,

donde los termómetros bajaban hasta los 17 bajo cero. En Alemania, las carreteras congeladas han provocado varios accidentes y han registrado en algunas zonas temperaturas de 31 grados negativos.

Las bajas temperaturas y las nevadas han provocado la cancelación de decenas de vuelos en varios países europeos. En Turquía, el Bósforo se ha cerrado al tráfico fluvial tras una intensa nevada, al igual que el Danubio a su paso por Serbia.

Se han llegado a registrar 40 grados bajo cero en algunas regiones de Rusia y en Grecia los termómetros se desplomaban hasta unos insólitos 15 grados bajo cero. En el norte del país heleno, un inmigrante afgano murió de frío la pasada semana y las carreteras permanecen cortadas en varios puntos del país.

En Italia, los hostales para personas sin hogar se mantienen abiertos día y noche para alojar a quienes lo necesiten, ya que en los últimos días siete personas han muerto de frío, cinco de ellas mientras dormían en la calle.