Ahí queda eso

Lo cierto es que la ubicación de los contenedores de basura es uno de los dolores de cabeza que tienen que soportar los munícipes y los sufridos ciudadanos. Pero la elegida para los que aparecen en la fotografía, en la calle Luna, 19, de Ourense, es "de traca". Así, con un par, delante de la persiana de un bajo. Y si quieren entrar o salir, pues que salten. Y todo por evitar las molestias y quejas de otros a quienes no gustó dónde estaban antes.