LECTOR DENUNCIA

FOTONOTICIA

Una ambulancia también puede cometer ilegalidades

La bajada de Astureses, en O Carballiño, tiene unas líneas amarillas bien marcadas para evitar que los coches aparquen, sin embargo son muy pocos los que las respetan, incluyendo en este caso a la ambulancia de la imagen, que no se encontraba allí de servicio para recoger o devolver pacientes, sino porque su chófer se fue a realizar una gestión o tomar un café. El conductor puede hacer lo que le apetezca, pero que respete las señales como todo el mundo si no está de emergencia, pues con ello daría ejemplo a los demás. 

Una ambulancia también puede cometer ilegalidades