Los animales no tienen la culpa

Los animales no tienen la culpa

Cada día nos encontramos en las calles de nuestra ciudad con una gran cantidad de deposiciones de perros que terminamos pisando y llevando el olor en los zapatos hasta nuestras casas. Todo esto no tendría por qué ocurrir si los dueños de las mascotas procuraran que hicieran sus necesidades lejos del lugar por donde van a pasar personas y después las recogieran en una bolsa y las echaran a la papelera. Pero por desgracia eso no ocurre, por lo que cada vez es más frecuente ver papeles en la calle en las que se alude directamente al dueño, porque el animal, como dice el cartel de la fotografía, no es el cerdo.