Un aparcamiento de premio gordo

Un aparcamiento de premio gordo

En esta época del año, en la que todavía tenemos reciente el sorteo de Navidad, podríamos decir que el aparcamiento de la imagen, en la calle Ervedelo, en el cruce de las calles Vila Real y Dalí, es de premio gordo. Y "morro" gordo es el que tiene el dueño del turismo que lo deja en pleno paso de peatones, donde precisamente se estrecha la calle, con lo que además de molestar a quienes van a pie, también hace lo propio con los automóviles. ¡Qué pena que no apareciera la Policía Local o la grúa!