ENTRE LOS GENES Y EL AGUA

Jimena Fernández de la Vega

Artículo publicado en el Progreso de Lugo el 9-08-2008
Jimena Fernández de la Vega: genética e hidrología

Autor.-Xoel Fernández de la Vega Gorgoso (*)
Jimena Fernández de la Vega
Jimena Fernández de la Vega y los inicios de la 'genética humana'.

Xoel Fernandez de la Vega Gorgoso(*)

La introducción de la genética en España se produce en el primer tercio del siglo XX. Jimena Fernández de la Vega Lombán, nacida en Vega de Ribadeo (hoy Vegadeo) en 1895, es una de las pioneras y promotoras de la genética en España, siendo la representante más relevante de la escuela germana, que fue la que se centró en la aplicación de las leyes de Mendel a la especie humana. La genética que tendría un desarrollo espectacular a lo largo del siglo pasado y que marcó un hito con la presentación de la secuenciación del genoma humano en el 2003, nos anuncia un futuro lleno de posibilidades, en la medida que tengamos presente que no todo lo tecnológicamente viable es éticamente aceptable.

Jimena en 1935 de vuelta a España, después de trabajar en el campo de la genética varios años en distintas universidades e instituciones científicas europeas, publica su obra “La herencia fisiopatología en la especie humana” y con este motivo Gregorio Marañón uno de los intelectuales más brillantes del siglo XX, prestigioso médico y científico, y autor del prólogo, dice de ella: ' Es gallega, y con esto quiere decirse que es aguda, inteligente y poco dada a llevarse de arrebatos imaginativos. Cualidades todas excepcionales para el cultivo de la ciencia. Fina discípula de Pittaluga, de quien recibió la exactitud y la perspicacia que son marchamo de su escuela; y del inolvidable Novoa Santos. Pasó luego años largos en Berlín, Hamburgo, Münich, Viena y en Génova, al lado de J. Bauer y N. Pendes, de los que aprendió la técnica especial y la información de ambas propagandas de la actual Constitucionología; y además la apetencia por todo lo que no estaba en la Escuela, sino fuera de ella, incluso en contra de ella. Con ese bagaje ha vuelto a España y de ella esperamos una colaboración importante en la obra en que todos andamos empeñados'.
La urdimbre constitutiva, emocional y afectiva de Jimena está “vinculada”, en parte esencial a Galicia, a lo gallego y a Lugo en especial. Sus abuelos paternos eran de Castroverde y Fonsagrada. Su padre Wenceslao Fernández de la Vega Pasarín, nació en Castroverde, médico liberal especializado en hidrología es autor de varias publicaciones sobre este tema, fue el primer director del Balneario de Guitiriz (Lugo). Su tío Higinio Fernández de la Vega, notario durante muchos años de Friol (Lugo), fue un célebre versificador en gallego, siendo padre a su vez del ensayista, filósofo y gallegista Celestino Fernández de la Vega Pardo. Vive aún en Lugo una importante parte de su familia. Su sobrina María Teresa Fernández de la Vega Sáez es la actual Vicepresidente del Gobierno de España.
Junto con su hermana gemela Elisa, estudió el bachillerato en el Instituto de Lugo, entre 1909 y 1913. En el examen de grado Jimena saco el premio extraordinario, tanto en la sección de ciencias como en la de letras. Ambas hermanas estudiaron la carrera de Medicina en la Facultad de Santiago de Compostela (1913-1919), en un ambiente hostil, increpadas por sus compañeros y discriminadas por algunos profesores, teniendo que asistir incluso en algunas ocasiones escoltadas a clase. Pese a esas inconveniencias Jimena reivindicó los derechos de la mujer de manera contundente: con veinte matrículas de honor y el premio extraordinario fin de carrera, siendo junto con su hermana Elisa las dos primeras mujeres que consiguieron la licenciatura en medicina por la Universidad de Santiago.
En 1920, Jimena y Elisa se trasladan a Madrid en donde realizan sus respectivas tesis doctorales, la de Jimena “Herencia mendeliana y su aplicación a la química”, dirigida por el gallego Roberto Novoa Santos, catedrático de Patología General en la Universidad Central de Madrid (ahora Complutense), y antes de la de Santiago, y uno de los personajes más sobresalientes que dió la medicina en España, autor de una “Patología General”, que fue una referencia obligada para varias generaciones de médicos en España, y en la que la única colaboración externa es un trabajo de Jimena sobre “Constitución y herencia”.
Desde 1923 a 1934 trabaja con los investigadores europeos más destacados en el campo de la genética, en varias ciudades europeas. Trabaja en Berlín con los prestigiosos médicos alemanes Krause y Brugos, en el campo de la biometría. Trabaja en Hamburgo con el profesor Pol en el “Instituto Anatómico y Genético” de esa Universidad y posteriormente en Múnich en colaboración con el Profesor Lenz. En Viena trabaja al lado del profesor Dr. Bauer y Herman Pol, quienes proponen al fisiólogo Pi i Suñer del Consejo de Cultura del Ministerio de Instrucción Pública de España, la creación de una Sección para investigación de la Genética Humana en la Facultad de Medicina de Madrid, sugiriéndole que Jimena era la persona ideal para dirigirlo. Ese mismo año se crea el “Servicio de Genética y Constitución”, nombrando a Jimena directora del mismo.
En esos años publica: “Estado actual de la Biología y Patología gemela”, “Raquitismo y Genética”, “Drosophila y Mendelismo” , “Preguntas sobre la herencia de los eritrocitos” y “Los procesos degenerativos en el linfogranuloma” que presenta en unas Jornadas Médicas, en colaboración con otro gran exponente de la medicina mundial, nacido en Lugo, el médico y humanista Juan Rof Carballo, pionero y promotor de la medicina psicosomática en España, y evocado por varias generaciones de psiquiatras.
En 1.934 pasa temporadas en Génova, en el Instituto di Clínica Médica, en contacto con el Dr. Nicola Pende, trabajando en el campo de la endocrinología y constitución.
En 1936 se hace cargo de dos hijas pequeñas de su hermana gemela Elisa, muerta de neumonía atípica en 1933 y casada con el catedrático de anatomía Gumersindo Sánchez Guisande, un personaje polifacético que no solo destacó como profesor universitario, sino como pediatra, conocido en esta actividad como “el médico de los niños pobres”. Interesado en temas sociopolíticos e inventor de un avanzado “biberón dosificador” que evitó la muerte de muchos niños por sobrealimentación, fue militante de 'Izquierda Republicana' y destacado miembro de la masonería. Por todo ello, al estallar la Guerra Civil y después de estar escondido durante un largo periodo tuvo que exiliarse en Buenos Aires. Gumersindo es autor de varias monografías y obras literarias entre las que destacan: El padre Feijoo y los anatomistas españoles de su siglo, Historia de la Medicina o Seis cantos galegos. Representó al Gobierno Gallego en el exilio en varias ocasiones. Íntimo amigo de Castelao, fue uno de los médicos que lo atendió en su enfermedad, estando presente cuando falleció, siendo la persona responsable de su embalsamamiento.
La Guerra Civil truncó hasta cierto punto la carrera investigadora de Jimena. Oposita en 1945 para el Cuerpo de Baños y se incorpora al Balneario de Guitiriz (Lugo), fundado por su padre, y con la finalidad de estar cerca de su madre Dolores Lombán, enferma y de edad avanzada. Muerta esta, dirige varios balnearios en Montemayor (Salamanca), Cestona (Guipúzcoa) y Lanjarón (Granada) en donde se jubiló. En esta segunda etapa de su vida, publica en 1946 “Hidrología y materia médica” y en 1963 sorprende y anticipa el futuro por segunda vez, publicando “Teoría de la herencia y herencia molecular”. Jimena muere en Santiago de Compostela en 1.984.

(*) Xoel Fernández de la Vega Gorgoso es médico residente
de Psiquiatría en el Hospital Xeral-Calde de Lugo”