LECTOR DENUNCIA

FOTONOTICIA

Y el viandante, ¿por dónde pasa?

Acabada la época estival, parece que los hosteleros insisten en invadir las aceras con las mesas y sillas de sus terrazas. Si uno tiene que pasar por la calle Valle Inclán, lo va a tener difícil con los asientos vacíos. Cuando haya gente, nos veremos obligados a cruzar para seguir nuestro camino. Incluso es peligroso para los clientes, que estarán sentados prácticamente encima del semáforo. Esta práctica tiene que para ya.

Y el viandante, ¿por dónde pasa?