O CARBALLIÑO

Un fuego calcina la cocina del restaurante Fuchela

Las llamas se produjeron en la salida de aire de las campanas extractoras alrededor de las 14,00 horas

Un fuego calcina la cocina del restaurante Fuchela

Un fuego en la cocina del restaurante Fuchela de Carballiño, que se extendió hasta el comedor principal, obligó a desalojar el establecimiento ayer a mediodía. Con importantes daños materiales- todavía sin cuantificar- y ninguno personal, las llamas se originaron en torno a las 14,00 horas en el conducto de la campana extractora, propagándose con rapidez por la chimenea y subiendo por el conducto de salida de humos hasta el tejado. Hasta el lugar se desplazaron el Grupo de Emerxencias Municipais do Concello de Carballiño y los bomberos del parque Carballiño-Ribeiro, con cuatro camiones, además del 061, la Policía Local y la Guardia Civil, que se encargaron de organizar el tráfico de una de las principales vías de acceso del municipio, la avenida 25 de Xullo. 

Las actuaciones se realizaron en el interior del local y, mediante la escalera desplegable, para acceder al tejado del edificio. El humo retenido en el conducto comenzó a salir también por la puerta principal una vez comenzaron los trabajos, que duraron al menos un par de horas hasta que los bomberos decretaron que no había peligro de que se reanudara el fuego. Fuentes del servicio de emergencias aseguraron que no se habían producido daños mayores gracias a la rápida evacuación por parte del personal del local. Un centenar de comensales fue desalojado al instante en el que se produjo el suceso, en medio de la hora punta de mediodía, y las reservas se cancelaron. 

Uno de los propietarios del restaurante, César Álvarez, se mostró cauto al hablar de lo ocurrido, asegurando que había que esperar a los resultados de la investigación para saber las causas exactas del fuego. "No hay ningún herido, y eso es lo importante ahora", argumentó Álvarez. En el lugar de los hechos, personal y dueños se mostraban preocupados, algunos de ellos llorando todavía con el susto en el cuerpo y comentaron que la explosión los había pillado desprevenidos, "nos llevamos un buen susto". 

El establecimiento permanecerá cerrado, al menos la parte correspondiente al restaurante, hasta que se esclarezcan las causas de lo ocurrido y se efectúen las reformas precisas.