INFRAESTRUCTURAS - CONFLICTO

Camiones madereros causan daños en las carreteras de Cea

Los vecinos reclaman al Concello que exija a los responsables el arreglo de los desperfectos

Tareas de retirada de madera en las inmediaciones de la carretera de Oseira.
Tareas de retirada de madera en las inmediaciones de la carretera de Oseira.
Camiones madereros causan daños en las carreteras de Cea

Los vecinos de los pueblos de Cobas, Mosteirón, Pieles y Silvaboa, en el Concello de Cea, protestan por los desperfectos en pistas y carreteras que están causando los camiones de gran tonelaje en su recogida de madera. También denuncian la actitud de pasividad por parte del Concello ante estos desperfectos, y la poca responsabilidad que se les exige a los causantes de estos daños.

Cada año, son numerosos los incendios que arrasan los montes ourensanos. En especial, el pasado octubre negro se cobró la mayor parte de las hectáreas calcinadas del 2017. Una de las zonas afectadas por esta ola de fuegos fue el Concello de San Cristovo de Cea. Después de los incendios, las empresas madereras se encargan de limpiar las zonas afectadas, extrayendo la madera en buen y mal estado por la que previamente han pagado a sus propietarios. Los vecinos de varias parroquias denuncian que los camiones de gran tonelaje que están llevando a cabo este proceso han provocado desperfectos en las pistas y carreteras, sobre todo en el acceso que va desde el pueblo de Cobas a Mosteirón, en Silvaboa y en Pieles. Unido a estos desperfectos, las lluvias intensas de los últimos días han creado un barrizal que dificulta el tránsito para los vecinos en muchos puntos.

Los afectados denuncian que dejan las vías de comunicación estropeadas durante los desplazamientos que realizan. Ese tipo de vías no permiten la circulación de camiones con carga superior a ocho toneladas, porque no están preparadas para soportar tan alto peso. Los vecinos aseguran que las empresas están sobrepasando estos márgenes, y que los medios de trasporte que utilizan alcanzan las veinte toneladas cuando van cargados. Comentan que, en otros concellos en los que se da la misma situación, existe una ordenanza que exige a las empresas madereras que aporten un depósito, a modo de fianza, para que se puedan arreglar los posibles desperfectos que causen.

Los vecinos protestan porque nadie se haga responsable de estos daños y que por parte del Concello no se les dé ninguna solución ni exijan ciertas actuaciones a las empresas. Notan una despreocupación ya desde el momento en el que arden sus montes, porque nadie toma medidas en torno al estado en el que quedan muchas pistas de acceso. Aseguran que se hace oídos sordos a todas sus quejas, y que la situación es insostenible, porque no es el primer año que se ven en estas condiciones, sin obtener resultados para el acceso a sus viviendas.

Por su parte, José Luis Valladares, el alcalde de Cea, aseguraba no tener conocimiento de que la situación fuese tan grave como comentan los vecinos. Aún así, Valladares afirma haber tomado la decisión de mandar a un operario para supervisar las zonas afectadas y está a la espera de su informe para decidir cómo proceder. Confirma que su concello, del mismo modo que otros de la comarca, también dispone de una ordenanza que les permite exigir a la empresa que se haga cargo de los desperfectos causados, pero que no tomará la decisión de recurrir a esos extremos a no ser que se confirme que los daños son tales.