O CARBALLIÑO

La capilla de Armeses, en riesgo de desplome

El Concello de Maside insta al Obispado a encargar su reparación

La capilla de Armeses, en riesgo de desplome

La estructura de la capilla de Santa Rita de Armeses, en el municipio de Maside, no aguantará en pie el pasodel próximo invierno en caso de precipitaciones y temporal. Al menos esa es el vaticinio de los técnicos del concello local, que el pasado mes de mayo informaban sobre el riesgo que suponía para los vecinos mantener abierta al culto esta pequeña iglesia, construida en los primeros años del siglo XX. Así, las autoridades municipales procedían hace tres meses a precintar el entorno del monumento, con el fin de evitar que los fieles acudiesen a la novena en honor de la santa, cuya festividad se celebra el 22 de mayo.

Al respecto, desde el Concello de Maside se ha instado al Obispado de Ourense a encargar y desarrollar un proyecto que solucione los problemas arquitectónicos que presenta la capilla,  que se derivan de su cimentación sobre un terreno desnivelado con diferentes elementos geológicos. Sin embargo, fuentes de la Diócesis ourensana apuntan que hay buena disposición para acometer obras, pero estas quedan restringidas al arreglo de la cubierta del templo, acondicionamiento de carpintería interior y reposición de ventanas, tal y como solicitaron los vecinos.

Unos trabajos que suponen una inversión aproximada de 10.000 euros (6.800 para el tejado), y que serían financiados con cargo a los 12.000 euros que ya fueron recaudados entre los propios fieles de la parroquia de Armeses, en virtud de un proyecto presentado por el Obispado ante el Concello hace tres años y cuya licencia municipal debe ser renovada tras haber caducado. Sin embargo, el Concello de Maside únicamente permitirá que se realicen obras en la capilla si se ajustan a la reparación de la estructura del edificio, a la vez que no levantará el precintado para evitar cualquier tipo de accidente que pueda ser achacable a una negligencia administrativa. En este sentdo, tanto el alcalde, Celso Fernández, como el arquitecto municipal, Óscar Gónfer, coinciden en defender que "a decisión de impedir o acceso á capela é de sentido común, e non se vai autorizar que se oficien cultos nela, xa que noutro caso poñeriamos en perigo a seguridade dos feligreses".

Por su parte, los vecinos de Armeses se muestran cautos, si bien lamentan que "non pudemos utilizar a capela para a novena de Santa Rita como se fixo toda a vida", y tuviesen que asistir a las misas al aire libre, utilizando como altar un palco instalado para las fiestas. Pero este no es el primer caso que genera cierta polémica en el mismo municipio, ya que la propia iglesia parroquial de la capitalidad de Maside también fue precintada hace tres años por la alcadía ante el riesgo de desplome.

El Concello impidió la celebración de cultos en la iglesia de Santo Tomé porque las paredes habían cedido varios centímetros y el techo amenazaba con caerse, pero las obras de reparación se retrasaron, apareciendo voces discrepantes con la decisión municipal.Finalmente, fue elaborado un proyecto, consistente en la colocación de unos tirantes de acero para soportar la tensión en la bóveda. n