URBANISMO

Carballiño dificulta el acceso de coches a zonas peatonales

El Concello también pretende peatonalizar las calles de la Alameda, por la proximidad del parque infantil

La Baixada a Flores es una de las calles en donde se colocará un bolardo.
La Baixada a Flores es una de las calles en donde se colocará un bolardo.
Carballiño dificulta el acceso de coches a zonas peatonales

El Concello de Carballiño adopta medidas para evitar la circulación y estacionamiento de vehículos en las calles peatonales del casco urbano, concretamente en el Baixada a Flores y en Perfectino Viéitez, al mismo tiempo que también anuncia la peatonalización del entorno de la Alameda.

La primera intervención se lleva a cabo en Perfectino Viéitez, con la instalación de una pilona electrónica o balardo automático. Los residentes y propietarios de negocios dispondrán de mandos para entrar y salir, mientras la carga y descarga de mercancías se podrá realizar entre las 09,00 y las 11,00 horas.

La Baixada a Flores será la siguiente zona en la que se volverá a colocar un bolardo automático, que ya se había instalado hace años cuando se consensuó su peatonalización, pero que a consecuencia de los golpes recibidos dejó de funcionar. Para ello, el Concello convoca a una reunión a los vecinos y usuarios de plazas de garaje, prevista para mañana, a las 20,00 horas, en el salón de plenos, "coa finalidade de valorar o funcionamento do sistema de acceso de vehículos", según señalan los responsables municipales. Añaden que "desde que se fixo peonil o conxunto de rúas do Barrio de Flores obrigou a unha ordenación e regulamento do tráfico de vehículos; dunha parte, a establecer sentidos únicos de circulación e doutro, limitar a entrada a residentes hacia os garaxes, operacións de reposición de mercadorías e o estacionamento na vía só para residentes". En esta reunión, se analizará la eficacia de las medidas tomadas hasta el momento, las sugerencias, e incluso sin descartar "novos criterios de regulamento para o uso das rúas".

En cuanto a las calles de la Alameda, los responsables municipales recuerdan que este espacio fue diseñado para ser peatonal. Una zona en donde está el parque infantil por lo que la circulación supone un alto riesgo para los niños. La idea inicial está en instalar igualmente bolardos y también consultar con los vecinos.