PATRIMONIO

Los comuneros piden al juez la propiedad del castro de Las

El Concello de San Amaro inscribió las 16 hectáreas en 1984 y posteriormente las cedió a la Xunta

Obras de construcción de naves y parcelas vacías del polígono de O Barco.
Obras de construcción de naves y parcelas vacías del polígono de O Barco.
Los comuneros piden al juez la propiedad del castro de Las

El Juzgado de Instrucción Número 1 de Ourense acogió ayer el juicio relativo a la demanda civil presentada por los comuneros de Cristimil y A Torre contra el Concello de San Amaro y la Xunta de Galicia para reclamar la titularidad de 15 hectáreas de monte en el que está ubicado el castro de San Cibrao de Las y el centro de interpretación del Parque Arqueolóxico da Cultura Castrexa. El juicio quedó visto para sentencia, una vez que las partes presenten por escrito las correspondientes conclusiones.

El primero en declarar fue el alcalde de San Amaro, Ernesto Pérez, en representación del Concello. También lo hicieron por las partes demandadas un historiador y un perito, mientras que los demandantes aportaban el testimonio de dos vecinos y otros dos historiadores, entre ellos, Francisco Fariña, que llevó a cabo excavaciones en este yacimiento entre los años 1980 y 1994.

El Ayuntamiento de San Amaro había inscrito las 15 hectáreas en el Registro de la Propiedad en 1984 y con ese documento realizó años después la cesión a la Administración autonómica para poner en marcha el proyecto del parque arqueológico, que incluyó la realización de más excavaciones en la ciudad y la construcción del centro de interpretación.

Hace aproximadamente tres años los vecinos de esta parroquia de San Cibrao de Las recibían la calificación de estos terrenos como "Monte vecinal en man común" por parte del Jurado provincial de Montes. Con esta calificación iniciaban las negociaciones con el Concello y la Xunta con el fin de obtener algún tipo de contraprestación a raíz de la creación del Parque Arqueolóxico da Cultura Castrexa. El presidente de los comuneros, José Modesto Rodríguez Alén, asegura que no tenían constancia de que el Concello había registrado la propiedad como municipal hasta que pidieron las compensaciones. Asegura Rodríguez Alén que lo único que pretendían era que el Parque da Cultura Castrexa diese empleo a trabajadores de esta parroquia y del municipio, que no requiriesen ninguna especialidad, además de la realización de algunas obras públicas. Ante la negativa de la Xunta, los comuneros decidieron denunciar para reclamar la titularidad.

Los comuneros quieren compensaciones

José Modesto Rodríguez Alén afirma que con este proceso persiguen que se "devolva a titularidade aos veciños, e despois estamos dispostos a sentarnos a falar. Non vamos a ser esixentes, pero queremos unha compensación". En ese sentido, asegura que los comuneros de Ourantes (Punxín) recibieron 130.000 euros por la ocupación de la parte de su monte y, por eso, esperan que sea el Juzgado el que decida ahora a quién pertenecen esas 15 hectáreas.

Por su parte, el alcalde de San Amaro, Ernesto Pérez, matizó que cuando cedió los terrenos a la Xunta figuraban como propiedad municipal. "De feito, a Xunta esixiu que a propiedade estivese rexistrada, e cónstame que antes de ser propiedade municipal na década dos anos 50 fuguraba a nome do Estado". 

Además de esta demanda por lo civil, la Comunidad de Montes de Cristimil y A Torre tiene pendiente también de resolución un contencioso administrativo que presentó ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia en contra de la anulación por parte de la Xunta de la calificación del terreno como "Monte veciñal en man común".

Son en total 24 comuneros, que esperan que el juez reconozca esta propiedad que está en medio de su monte. Posteriormente están dispuestos a cederla de nuevo, pero a cambio de contraprestaciones.".