EMPLEO

El Concello de Carballiño crea cinco plazas y cubre ocho puestos vacantes

El cuerpo de la Policía Local verá incrementados sus efectivos con un inspector y dos agentes

La Casa Consistorial de la villa de O Arenteiro.
La Casa Consistorial de la villa de O Arenteiro.
El Concello de Carballiño crea cinco plazas y cubre ocho puestos vacantes

La nueva RPT (Relación de puestos de trabajo) del Concello de Carballiño contempla la cobertura de un total de 13 plazas, cinco de nueva creación y ocho más que han quedado vacantes. Se trata de dos técnicos de tesorería, un inspector de Policía Local, y dos nuevos agentes para este mismo cuerpo de seguridad, que se van a crear; y un bibliotecario-archivero, un experto en urbanismo y medio ambiente, dos cabos, un operario de obras y otros tres de limpieza, que se han jubilado.

Los dos nuevos puestos de trabajo destinados al departamento de tesorería son imprescindibles para que el servicio de recaudación pase a ser gestionado definitivamente por el Concello. Una empresa privada es la encargada desde hace años, pero la Corporación municipal acordó por unanimidad su municipalización a raíz de una propuesta del grupo Alternativa Veciñal. Fue una de las condiciones que debió asumir el gobierno socialista en minoría para poder aprobar los presupuestos de este año.

Según declararon los responsables locales, la creación de estas dos plazas es un paso más en el proceso que ya se ha puesto en marcha para que la gestión de la recaudación sea pública. En próximas fechas, el Concello empezará por cobrar las tasas relativas a la tramitación de documentación y poco a poco irá incorporando otros impuestos hasta completar el proceso, tras el acuerdo alcanzado con la actual empresa.

El puesto de bibliotecario tendrá como novedad que también será archivero, con el fin de digitalizar la totalidad de expedientes y documentos del Concello; y el nuevo técnico en urbanismo y medio ambiente vendrá a reforzar estos dos departamentos municipales.

En cuanto a la Policía Local, hace tiempo que las autoridades pretenden incorporar un jefe, un cargo que está siendo asumido por el único cabo que queda en activo, tras la jubilación de los otros dos, cuyos puestos también serán cubiertos, según se recoge en la RPT. Además, serán dos nuevas plazas de policía las que se crean con el objetivo de paliar en parte la escasez de agentes, que genera muchos problemas a la hora de cubrir los tres turnos que habitualmente realizan (mañana, tarde y noche), cuando hay agentes de baja o en vacaciones.