O CARBALLIÑO

José Manuel Castro: “En Irlanda la diversión se vive puertas adentro, aquí se vive en la calle"

El carballiñés añora sus orígenes tras 16 años viviendo y trabajando en Irlanda

José Manuel Castro Covela, en la Praza Maior de Carballiño.
José Manuel Castro Covela, en la Praza Maior de Carballiño.
José Manuel Castro: “En Irlanda la diversión se vive puertas adentro, aquí se vive en la calle"

José Manuel Castro Covela, de 37 años y natural de Carballiño, lleva 16 años emigrado en Irlanda, en cuyo país realizó el postgrado de Administración de Empresas y se quedó a trabajar. 

¿Por qué Irlanda?

Fui un verano a aprender inglés y volví al año siguiente porque había más oportunidades laborales. Por eso, me quedé a trabajar en una cadena de hoteles, al mismo tiempo que estudiaba. 

¿Fue difícil trabajar y estudiar en un país extranjero?

Más fácil que aquí, porque en el trabajo disponía de tiempo libre e incluso me pagaron parte de la formación. Allí, las empresas dan ayudas para la formación en aquello que puedan aprovechar. Ahora llevó siete años en una compañía canadiense, que está implantada en Estados Unidos, trabajando con fondos de inversión de Latinoamérica.

¿Qué añora de su tierra?

Además de la familia, sobre todo las fiestas y la comida. Lo que más echas de menos es la comida y el ambiente. Allá la diversión es de puertas para dentro, aquí se vive más en la calle. La comida es muy básica, más procesada, no tienen cultura gastronómica y las fiestas las celebran bebiendo, no como aquí que se reúne la familia y hay una cultura de la buena comida.

¿Qué opinan los irlandeses de esas costumbres?

Les gustan. En Irlanda hacemos paellas con mis amigos valencianos, tortilla, y nos reunimos e invitamos a irlandeses que vienen encantados. Somos como embajadores de Galicia y España. Aprovechamos las semanas temáticas de las cadenas de alimentación para hacer acopio de productos de aquí.

¿Viene todos los años?

Antes venía más, aunque lo intento cada año, pero también me gusta viajar y conocer otros sitios.

¿Qué hace en las vacaciones?

Comer, beber, fiesta, amigos y familia, además de disfrutar del buen tiempo, que allí escasea. Disfrutamos de las actividades en Carballiño, que ofrece cada año más, y también salimos por Galicia para enseñar la tierra a mis amigos valencianos, después de someterlos a la tortura de hablar de sus bondades.

¿Se considera un emigrante?

Sí, soy un emigrante, aunque en unas condiciones distintas a los de anteriores generaciones. No soy el típico emigrante que se va sin nada, por necesidad. Ahora nos vamos en busca de mejores oportunidades laborales, no por necesidad, algunos también para completar su formación o vivir otras experiencias. Somos más internacionales.

Pero hay muchos jóvenes fuera de Galicia. ¿No cree? 

Muchísimos y es por falta de incentivos dentro de Galicia. Es una pena que no haya más oportunidades para los jóvenes.

De haber más oportunidades laborales ¿retornaría?

Si las hubiera, me vendría. Me encanta venir de vacaciones y me gustaría volver, pero allí también estoy muy a gusto, porque los españoles les gustamos a los irlandeses, y más los gallegos, porque tenemos culturas similares. 

¿Ha intentado buscar trabajo cerca de casa?

Los trabajos están difíciles aquí. A veces miro las posibilidades que hay pero desde luego no encuentro las posibilidades que hay allá. No descarto regresar y asentarme aquí, pero lo cierto es que cada vez lo veo más lejos.