O CARBALLIÑO

La plaza de A Veracruz disfrutó del color y la sobriedad de los Mercedes

Un total de 137 vehículos del modelo W123, procedentes de toda España, celebraron en la villa el 40 aniversario de su fabricación.

Un admirador fotografía uno de los modelos con más antiguedad
Un admirador fotografía uno de los modelos con más antiguedad
La plaza de A Veracruz disfrutó del color y la sobriedad de los Mercedes

La villa del Arenteiro se convirtió ayer en la capital nacional de la marca Mercedes, al acoger un total de 137 vehículos del modelo W123, con motivo del 40 aniversario del año de su fabricación, y llegados de todo el Estado, en la décima edición de la concentración organizada por el Club España. El número de automóviles inscritos superó las expectativas, ya que inicialmente se preveía la participación de en torno a 120 unidades.

Así fue como desde primera hora de la mañana, la nueva plaza que rodea el templo de A Veracruz de Carballiño se quedaba pequeña para acoger a todos los automóviles, que lograron encantar a los vecinos y visitantes que se acercaron al recinto. Allí, la organización instaló una carpa para verificar el registro de inscripción, mientras la agrupación comarcal de Cruz Roja desplazaba una unidad móvil para atender cualquier tipo de incidencia, que finalmente no se produjo.

Los vehículos, en su mayoría Mercedes 300 y 250, tenían su origen en las comunidades de Canarias, Baleares, Cataluña, Aragón, Euskadi, Andalucía, Valenciana e incluso de Ceuta, además de los procedentes de las provincias gallegas. Una buena parte de los conductores y acompañantes, que se acercaron a los 300 en número, ya se encontraban alojados en establecimientos de la villa y de la comarca desde hace días, agotando las reservas hoteleras.

El programa preparado por el club promotor se abrió con la exhibición de los coches en A Veracruz, para luego proseguir con un desplazamiento hasta la localidad de Santa Cruz de Arrabaldo, en Ourense, donde los participantes tuvieron la oportunidad de visitar el Museo Estanislao Reverter, ubicado en las instalaciones de la antigua estación de ferrocarril. La caravana dominada por la estrella de tres puntas regresó a Carballiño para recorrer las calles más céntricas y luego desplazarse hasta el complejo hostelero Baccus-Isis Pharia, donde los participantes se reunieron en una comida de confraternidad, a cuyos postres se entregaron obsequios de las casas patrocinadoras.

Valoraciones

El coordinador de la concentración, Jorge Pena, manifestaba su satisfacción, "sobre todo por conseguir que amigos de toda España vengan a comer el pulpo a Carballiño", en referencia al menú que degustaron. Añadió que "todo salió a la perfección y tengo que agradecer a los patrocinadores, Mercedes-Benz Garza, Ocaso Seguros y Bodega Pazo Tizón, su colaboración para poder llevar a cabo este evento". Por su parte, el concejal de Promoción Turística, José Manuel Dacal, destacó que "toda a xente que veu de fóra quedou encantada da nosa vila, lévase un grato recordo dela e xa quere voltar de novo". El edil añadió que "esta concentración foi espectacular e representa o tipo de eventos que temos que apoiar dende o Concello para potenciar os nosos recursos".