TRIBUNALES

Las quemaduras mataron a la víctima de Galerías Magariños de O Carballiño

La autopsia ratifica la causa de la muerte, pese a las dudas manifestadas por algunos peritos en el juicio

Los peritos declararon a través de videoconferencia.
Los peritos declararon a través de videoconferencia.
Las quemaduras mataron a la víctima de Galerías Magariños de O Carballiño

Nueve peritos prestaron ayer declaración en la cuarta sesión de la vista oral que se desarrolla en el Juzgado número 1 de Carballiño por el incendio del edificio de las galerías Magariños, ocurrido en noviembre de 2011.

Ocho médicos entre forenses, cirujanos y psiquiatras, entre otras especialidades, lo hicieron a través de videoconferencia y sólo uno acudió a la sala. Los nueve letrados que representan a los demandantes y demandados incidieron fundamentalmente en esta ocasión las causas del fallecimiento de la única víctima mortal del incendio, el exconcejal de Carballiño Edelmiro Mateo.

Hubo disparidad de opiniones entre los peritos en cuanto a los motivos que provocaron la muerte de Edelmiro Mateo, debido a las patologías cardiovasculares que padecía, entre otras enfermedades, antes de sufrir el accidente. No obstante, la mayoría manifestaba que las quemaduras agravaron su situación.

Sin embargo, los dos forenses que realizaron la autopsia fueron contundentes al manifestar que la muerte fue "violenta accidental" y una consecuencia directa de las quemaduras sufridas, según contestaron a las preguntas de los letrados. Los antecedentes cardíacos no han tenido influencia directa en el fallecimiento, tal y como indicaron los forenses, asegurando que la cardiopatía que sufría estaba compensada antes del incendio y que fueron las graves quemaduras, que afectaron a un 30% de su cuerpo las que motivaron un fallo multiorgánico, falleciendo 37 días después de su ingreso.

Los abogados también hicieron preguntas sobre las secuelas que padecen la mujer de Edelmiro Mateo, refiriéndose al estrés postraumático severo que sufrió, según apuntó una psiquiatra; y también al menor, afectado por quemaduras de tercer y segundo grado, que le han provocado un perjuicio estético y funcional.

El viernes tendrá lugar la última sesión

Mañana tendrá lugar la última sesión, en la que prestarán declaración tres propietarios del edificio Magariños y dos trabajadores de Gas Natural Fenosa, que eran los encargados de leer los contadores del cuadro eléctrico en donde se originó el fuego, que provocó una elevada temperatura y el humo tóxico, causantes de las quemaduras que sufrieron seis personas y del fallecimiento de Edelmiro Mateo. En esta sesión, los letrados también presentarán sus conclusiones. Figuran como demandantes los dos policías que desalojaron a los vecinos durante el siniestro, la familia de Edelmiro Mateo, la familia del menor que resultó gravemente herido y la compañía de seguros AXA. Los demandados son Gas Natural Fenosa, la comunidad de vecinos y su aseguradora Mutua General de Seguros, el Concello de Carballiño y la compañía Mapfre.