SUCESO

Detenidos en Maside por seis robos, tres en iglesias

Se les considera presuntos autores de los robos en tres iglesias, un robo en una vivienda de O Irixo, otro en un galpón de Maside y en una empresa de telefonía en San Amaro

La iglesia de San Facundo, una de las tres asaltadas (MARTIÑO PINAL).
La iglesia de San Facundo, una de las tres asaltadas (MARTIÑO PINAL).
Detenidos en Maside por seis robos, tres en iglesias

Dos hermanos de Maside, Arturo y Ruben B.D., de 23 y 33 años, respectivamente, además de la pareja del segundo, María José T.V., de 36, fueron detenidos por la Guardia Civil en la tarde del miércoles, día 13, como presuntos autores de los robos en la capilla de San Benito do Marañao (San Cristobo de Cea), la de San Miguel de Piteira (O Carballiño) y la de San Facundo, también en San Cristobo de Cea. En esta última, tras profanar el sagrario, sustrajeron entre 40 y 50 euros. En el primero de los templos se apoderaron de 100 euros y en el perteneciente al municipio de Carballiño causaron daños en una vidriera.

Los agentes procedieron a su detención tras una laboriosa investigación, durante la que también comprobaron que los tres ejecutaron otro robo en una vivienda de O Irixo, cuando el dueño, que suele utilizar el inmueble para pasar fines de semana y vacaciones, no se encontraba en el interior. Además, los investigadores les atribuyen otro en un galpón de Maside, en el que se apoderaron de varias herramientas y maquinaria.

Los asaltos los perpetraron desde el principio del pasado mes de enero. Los agentes los estaban siguiendo desde hace semanas hasta sorprenderlos prácticamente infraganti el pasado día 11 apoderándose de cables de  cobre de la empresa Lyteica, colaboradora de Telefónica. Para sustraer el botín, según fuentes del instituto armado, cortaron dos postes de madera, lo que provocó que cayeran sobre la calzada  más cableado, otros 40 metros, que ofrecían un serio riesgo de provocar una accidente. Ante esto último, la Guardia Civil también les atribuye un delito contra la seguridad, después de comprobar que los cables ocasionaron daños de escasa consideración en un vehículo.

Los tres detenidos permanecían  en la tarde de este jueves en el calabozo del cuartel de Carballiño,  a la espera de prestar declaración en el Juzgado de Instrucción 2 de la villa.