VITICULTURA

Castrelo de Miño concentrará más de 1.500 fincas de viñedo

El proyecto abarca una superficie de 110 hectáreas y estarán implicados un total de 42 propietarios

Viñedo situado en el término municipal de Castrelo de Miño.
Viñedo situado en el término municipal de Castrelo de Miño.
Castrelo de Miño concentrará más de 1.500 fincas de viñedo

Los vecinos de la parroquia de Prado de Miño inician el proceso de concentración parcelaria de viñedos promovido por el Concello de Castrelo de Miño en colaboración con la Consellería de Medio Rural.Un total de 42 propietarios firmaron el acuerdo, con la superficie estimada de 110 hectáreas y un total de 1.550 parcelas. La Xunta está llevando a cabo los estudios pertinentes del terreno para la realización del proyecto.  

El proceso administrativo comenzaba en el pasado mes de julio, cuando el Concello presentaba la solicitud de mejora territorial agraria de Galicia ante la Xunta. En diciembre se entregó el acuerdo plenario que apoyaba esta iniciativa de reestructuración, con las firmas de los 42 propietarios. 

Durante las primeras reuniones entre la agrupación municipal y los vecinos, se presentó la opción de crear el segundo polígono agrario en la localidad. Los propietarios optaron por la concentración tradicional de terrenos como la mejor opción, rechazando la idea inicial. Así, cada vecino conseguirá agrupar sus parcelas dispersas en una sóla. En este caso, algunas de ellas se mantienen en producción, por ello no se plantean el polígono agrario, que sería viable en el caso de que los terrenos estuviesen abandonados en su totalidad.

La administración gallega acaba de empezar el estudio cartográfico y la elaboración del documento ambiental, que se estiman que rondará los 7.000 euros y que conseguirá finalizarse para el mes de julio de este año. También comenzaron con el estudio previo de iniciación, por un importe de casi 5.000 euros y que prevén terminarlo a principios de junio. 

El alcalde de Castrelo de Miño, Xurxo Rodríguez, asegura que la Xunta se muestra receptiva y que les brindará toda la ayuda necesaria para llevar a cabo el plan, aunque los trámites "llevarán su tiempo".

Un polígono agrario como antecedente

En el año 2008, se creó en As Bouzas, en Macendo, en el Concello de Castrelo de Miño, el primer polígono agrario fruto de la concentración parcelaria de viñedos. En ese caso, fueron 600 parcelas, de 50 propietarios, las que se reunieron en un único terreno de 30 hectáreas. Se convirtió en la mayor superficie de producción vitivinícola de la Denominación de Origen O Ribeiro. Fue la administración gallega, con casi un millón de euros, la encargada de llevar a cabo este proyecto. En Prado de Miño, la idea inicial que se planteaba era crear el segundo polígono, copiando este sistema. La particularidad de este caso es que muchos vecinos aún trabajan estas tierras, por lo que, aunque se estudió la idea, la solución final fue rechazarla. Ahora, cuando el proceso administrativo termine, los 42 vecinos tendrán sus terrenos unificados.