INFRAESTRUCTURAS

Cenlle urge incrementar la seguridad en la N-120

El proyecto de obras está contemplado en los presupuestos generales del estado del presente año, con 260.000 euros 

Marisol Díaz Mouteira y Gabriel Alén
Marisol Díaz Mouteira y Gabriel Alén
Cenlle urge incrementar la seguridad en la N-120

La Corporación municipal de Cenlle acordó por unanimidad en  la sesión plenaria celebrada la pasada semana instar al Ministerio de Fomento para que anuncie la licitación de la construcción de zonas para peatones en la travesía de la carretera N-120 a su paso por la localidad de Razamonde. El grupo de gobierno del Concello trasladó al resto de los grupos políticos municipales esta propuesta dirigida al Gobierno central, teniendo en cuenta que el proyecto de obras correspondiente cuenta con el visto bueno del citado departamento ministerial y dispone de partida presupuestaria.

Al respecto, el alcalde de Cenlle, Gabriel Alén, recuerda que "no mes de novembro de 2015, mantivemos unha entrevista coa entón ministra de Fomento, Ana Pastor, a fin de plantexarlle o proxecto e solicitar o financiamento necesario".  Despues de ser elaborada y con las correcciones precisas, la memoria técnica obtuvo la luz verde de Fomento el pasado mes de abril, "e foi contemplada cunha partida económica de 260.000 euros nos orzamentos xerais do Estado para o presente ano, que foron aprobados en xullo", indica el regidor. Gabriel Alén añade que "dende o Concello, e contando co apoio unánime de tódolos grupos da Corporación, cremos que xa é hora de que o Goberno licite as obras, despois de tres anos de tramitacións".

En este sentido, el alcalde destaca que "consideramos que a creación destas zonas habilitadas para os peóns son moi necesarias, tendo en conta que o tramo da estrada N-120 ó seu paso por Razamonde é bastante perigoso a nivel de potenciais accidentes, e os veciños do pobo precisan de meirande seguridade". Las sendas peatonales están pensadas para abarcar la totalidad de la travesía de la carretera Logroño-Vigo en Razamonde, con una longitud global de 2 kilómetros sumando ambos márgenes de esta carretera nacional. Un tramo con una alta densidad de tráfico rodado y en el cual, a pesar de las señalizaciones para la limitación de la velocidad de los vehículos a 50 kilómetros por hora, un número importante de conductores hace caso omiso de ellas, poniendo en riesgo a los vecinos de la localidad. La carretera N-120, que enlaza la ciudad de Ourense y Ribadavia, también atraviesa las localidades de Barbantes y Laias, parroquias que pertenecen al municipio de Cenlle.