TURISMO

Cortegada recibe en 2017 un tercio más de turistas

La apertura de su balneario atrajo agüistas de Ourense y Pontevedra 

<p></p>
<p></p>
Cortegada recibe en 2017 un tercio más de turistas

La apertura del nuevo balneario de Cortegada está contribuyendo a una mayor afluencia anual de visitantes a esta localidad de la comarca de O Ribeiro, ubicada en la margen izquierda del río Miño, sobre todo durante la época estival. El complejo termal, propiedad de una fundación pública vinculada al Concello local y gestionado por una empresa, ha cumplido recientemente su segundo aniversario, “e representa un dos elementos principais de atracción do turismo cara o noso municipio”, señala el alcalde, Avelino Luis de Francisco.

En este sentido, el regidor destaca que el número de usuarios del balneario se ha incrementado en un 30% con respecto a los registrados en su primer año de funcionamiento, lo que supone una cifra global cercana a las 4.000 personas, que proceden fundamentalmente de las provincias de Ourense y Pontevedra, y de comunidades autónomas del Estado tales como el País Vasco, Castilla-León, Asturias y Cataluña, además de países del exterior como Portugal y Suiza, entre otros.

Este volumen de visitas ha repercutido notablemente en la economía local, contabilizándose durante los meses de julio y agosto una ocupación hotelera del 100% en las cuatro casas de turismo rural de la zona y una presencia masiva de comensales en los restaurantes y casas de comida de la villa termal, “un feito que supón unha plena satisfacción dos propietarios do sector hosteleiro”, apunta el regidor de Cortegada.

Las aguas de los manantiales del balneario están preferentemente indicadas para problemas reumatológicos y del aparato respiratorio, y, por este motivo, los tratamientos de hidroterapia son los más solicitados, si bien "están tendo moito éxito últimamente as sesións de masaxe a cargo dun fisioterapeuta", señalan los responsables del programa termal. Así, personas con problemas de tipo muscular y óseo suelen acudir a este servicio de terapia, que puede solicitarse mediante el abono de 25 euros por cada sesión de 45 minutos. Por un módico precio de 15 euros, que se reduce a 7,50 para los vecinos del municipio, se puede acceder al denominado circuito termal los sábados, domingos y festivos, que permite el baño en piscina con chorros, jacuzzi y sauna, con un tiempo disponible de dos horas.

Además, también se ofertan tratamientos de hidroterapia, masoterapia, estética corporal y facial y la posibilidad de entrenar en el gimnasio ubicado en las instalaciones del balneario. Aparte de estos servicios que pueden ser solicitados de manera individual, otra de las alternativas es acogerse al programa de Termalismo Saudable de la Deputación provincial de Ourense, que pone a disposición de grupos de 15 a 16 personas y durante 10 días una consulta médica y un plan de tratamiento que incluye masajes terapéuticos.

Titularidad pública

"Os nosos tratamentos terapéuticos son un producto de referencia e a xente que os proba sempre repite", apuntan desde la dirección del centro termal, que mantiene una clientela fija a lo largo del año, sobre todo porque "os prezos que temos son moi competitivos con respecto a outros balnearios da provincia", añaden. Además, este balneario es el único abierto de O Ribeiro con instalaciones modernas que es de titularidad pública, ya que el construído por la entidad local de Berán, ubicada geográficamente en Leiro, todavía está pendiente de ser adjudicado a una empresa para su explotación.