INSTALACIONES

La gestión del centro de día de Leiro será licitada en octubre

La dotación de energía eléctrica pondrá a punto las instalaciones en el plazo de dos semanas

Instalaciones del centro de día de Leiro, en las inmediaciones del río Avia. (M. PINAL)
Instalaciones del centro de día de Leiro, en las inmediaciones del río Avia. (M. PINAL)
La gestión del centro de día de Leiro será licitada en octubre

La apertura del centro de día ubicado en Leiro, de titularidad municipal, se llevará a cabo a finales del presente año, una vez finalicen los trámites administrativos para su autorización por parte de la Xunta y posterior adjudicación de este servicio pensado para personas mayores. Actualmente, la empresa Gas Natural Fenosa ultima las obras de conexión del edificio a la red eléctrica a través de un transformador y que pondrán a punto las instalaciones geriátricas.

El alcalde de Leiro, Francisco José Fernández, señaló ayer que "os traballos para o cableado eléctrico xa estarán rematados nun prazo de 15 días". A partir de esa fecha, el Concello solicitará de la Consellería de Política Social la pertinente certificación que otorgue el visto bueno al centro, "e así poder sacar a concurso público a licitación da explotación do servizo, que finalmente será xestionado por unha entidade privada", apuntó el regidor.

Este centro de día, con un total de 50 plazas de atención previstas, vendrá a cubrir en parte la demanda existente en las comarcas de O Ribeiro y Carballiño, teniendo en cuenta que tan sólo Carballeda de Avia, Castrelo de Miño y Avión disponen de servicios similares para sus vecinos, además de residencias geriátricas.

La construcción del edificio, sobre una parcela de 3.000 metros cuadrados, se inició en el 2013, después del informe favorable de la Xunta al anteproyecto remitido por el Concello de Leiro, y fue financiado íntegramente, también en la dotación de mobiliario, por Política Social en cuatro anualidades, ascendiendo el importe total a 1.050.000 euros.

El exterior del inmueble, realizado en hormigón, fue revestido con madera de teca con el fin de minimizar el impacto ambiental sobre el entorno, ya que se encuentra ubicado frente al paseo que discurre por la margen derecha del río Avia, y también dispone de amplias cristaleras con vistas a este paraje natural.

Las estimaciones del Concello de Leiro apuntan a que este servicio de atención geriátrica pueda estar abierto antes de enero de 2018, un año después de las previsiones iniciales.