CONCELLO

Gómez planteará una moción de confianza al pleno del Concello de Ribadavia

El alcalde de Ribadavia no consiguió que la corporación aprobara los presupuestos de 2018

El alcalde de Ribadavia, Ignacio Goméz, durante la tensa sesión plenaria que presidió ayer.
El alcalde de Ribadavia, Ignacio Goméz, durante la tensa sesión plenaria que presidió ayer.
Gómez planteará una moción de confianza al pleno del Concello de Ribadavia

El equipo de gobierno de Ribadavia, liderado por Ignacio Gómez, no consiguió ayer la aprobación de los presupuestos para el 2018, lo que llevó al alcalde, Ignacio Gómez, a anunciar presentará la próxima semana una moción de confianza al pleno, vinculada con la aprobación de las cuentas.

El gobierno socialista llevó a pleno un presupuesto de 4,5 millones de euros para 2018. El socialista Ignacio Gómez gobierna en minoría, con cinco concejales, completando la corporación otros cinco ediles del PP, uno del BNG, otro de Ribeiro en Común y uno de Compromiso por Galicia (CxG). El proyecto de presupuesto que presentó Ignacio Gómez fue rechazado por los siete votos de PP, BNG y Ribeiro en Común y sólo logró el apoyo de los seis concejales de PSOE y CxG. Tras el resultado de la votación, el alcalde anunció que presentará la próxima semana al pleno una moción de confianza, vinculada con la aprobación de los presupuestos.

Si Gómez no consiguiera el respaldo de la mayoría de la Corporación a la moción de confianza, la ley establece que la oposición municipal tendrá un mes de plazo para presentar una moción de censura contra el alcalde y un candidato. De no hacerlo, el proyecto de presupuestos para 2018 se vería aprobado automáticamente y Gómez continuaría en la alcaldía.

Llamada al diálogo

Ignacio Gómez, el alcalde ribadaviense, aseguraba al finalizar el pleno que no entendía algunas actitudes vistas en la sesión plenaria. La negativa del Partido Popular y de Ribeiro en Común "no me extrañan, porque van de la mano para bloquear al Concello". Sin embargo afirma estar sorprendido por la actitud de rechazo del BNG, después de que se hayan atendido sus peticiones, por lo que llama al grupo nacionalista a "dialogar para retomar la buena dirección". Gómez agradeció el apoyo de Compromiso por Galicia y señaló que la moción de confianza "no es un chantaje, sino un mecanismo de avance para mantener la democracia que nos puso aquí".

Por su parte, el portavoz del grupo del Partido Popular, César Fernández, asegura que no tiene confianza alguna en el gobierno municipal desde hace tiempo y está decidido a buscar un cambio para el Concello, pero "estamos casi convencidos de que no se va a dar", reconoce Fernández. Añade al respecto , que los demás grupos de la oposición "anteponen las siglas al bienestar del pueblo", por lo que no se van a prestar a dialogar.