TURISMO

Un grupo de Touroperadores de EEUU busca nuevos destinos

Cinco agentes de viaje descubren en Ourense alternativas gastronómicas, culturales y paisajísticas

El grupo de agentes turísticos, ayer, durante el almuerzo que tuvieron en Ribadavia.
El grupo de agentes turísticos, ayer, durante el almuerzo que tuvieron en Ribadavia.
Un grupo de Touroperadores de EEUU busca nuevos destinos

La provincia de Ourense y, por extensión, toda Galicia, representa una interesante alternativa a nivel de España como destino de potenciales turistas de los Estados Unidos y alejada de las típicas y tópicas estancias de años atrás. Así, una expedición de cinco touroperadores y propietarios de pequeñas agencias de viajes de las ciudades de Nueva York y Boston iniciaron el pasado viernes en las Rias Baixas un periplo por los enclaves que pueden resultar atractivos para sus clientes, con parada, ayer, en la comarca de O Ribeiro.

Concretamente, la comitiva se desplazó hasta Ribadavia, "donde quedaron encantados con la riqueza patrimonial que guarda su casco histórico y, sobre todo, quedaron sorprendidos por la huella dejada por los judíos y la existencia de la asociación de los Caminos de Sefarad", señala Marcos Roel, guía de los expedicionarios y nacido en el barrio neoyorquino de Queens, pero con raíces gallegas. Solamente uno de los touroperadores había estado en España con anterioridad y por ello todos están descubriendo los secretos que guarda la provincia ourensana. Además de su paso por la villa del Avia, hicieron un alto en Casal de Armán, en la parroquia de Santo André, para comer y degustar los vinos tintos y blancos de O Ribeiro.

Son precisamente la gastronomía y el vino los pilares fundamentales que basarán los responsables de las agencias su paquete de ofertas. Todo ello unido al patrimonio histórico y artístico que atesora la provincia. En esta línea, continuaron su jornada dominical en Ourense ciudad, con el fin de conocer sus monumentos más representativos, como son el Puente Romano y la Catedral, y finalizaron su recorrido en Allariz. Los agentes también reconocieron que la meteorología y el clima de aquí no tienen nada que ver con el turismo tradicional de sol y playa de la Costa Brava o de la Costa del Sol. Al respecto, compararon la humedad y la lluvia con otros países que ya conocen como destinos turísticos de los Estados Unidos, como es el caso de Irlanda y el Reino Unido.

"Lo que se plantea es ofertar estancias de una semana para un tipo de cliente de capacidad económica alta, que le guste el amplio abanico de posibilidades que supone ver un paisaje diferente y pueda disfrutar de los platos típicos, como el pulpo de Carballiño y los vinos de O Ribeiro o Ribeira Sacra", apunta Marcos Roel. Y será esta comarca con Denominación de Origen vitivinícola la que visiten durante el día de hoy, centrándose en los Cañones del Sil.

El interés mostrado por los estadounidenses en nuestra región se pone de manifiesto en el ejemplo de que una de las agentes de la expedición tiene un grupo de turistas en Corea del Sur que, a su regreso de Asia, ya han contratado un viaje para visitar Ourense y el resto de Galicia. A nivel general, la comisión de agentes considera que esta provincia representa, dentro de la Comunidad gallega, un nicho de turismo de lujo que se puede ofrecer a los clientes de Estados Unidos, teniendo en cuenta también que es una zona que no está tan explotada como las demás regiones del Estado.