VENDIMA

Leiro gestiona el Interés Turístico para A Vendima

La fiesta de exaltación de los viticultores de Leiro y de la comarca de O Ribeiro ya alcanzó el pasado domingo, 26 de agosto, su vigésimo novena edición

Una de las carrozas participantes en la última edición.
Una de las carrozas participantes en la última edición.
Leiro gestiona el Interés Turístico para A Vendima

La consolidación de la Festa da Vendima como una de las celebraciones más relevantes del mes de agosto ha motivado al Concello de Leiro a retomar los trámites para solicitar su declaración de "interés turístico de Galicia", una catalogación que ya poseen un total de 120 eventos en la comunidad autónoma. El alcalde del municipio, Francisco José Fernández, señala que "hai catro anos que comezamos a confeccionar o expediente para pedir a declaración, pero entón a Xunta modificara a normativa da convocatoria e tivemos que retrasar os trámites". El regidor se refiere a que "entre os novos requisitos pedíase que a festa debía ter ó menos 20 anos de antigüidade consecutivos, e daquela aínda non os conqueriramos, xa que comezamos en 1997".

Pero, actualmente, la fiesta de exaltación de los viticultores de Leiro y de la comarca de O Ribeiro, ya alcanzó el pasado domingo, 26 de agosto, su vigésimo novena edición, "e por iso estamos agora en condicións de recuperar ese anceio de convertila nun referente a nivel galego", comenta Francisco José Fernández.Así es que los técnicos municipales ya tienen completado el correspondiente dossier de referencias del festejo, un expediente que será remitido a la Axencia Galega de Turismo para que este departamento autonómico realice una revisión y le dé el visto bueno definitivo.

Al respecto, el alcalde de Leiro se muestra optimista y apunta a que "a vindeira celebración, que coma sempre será o último domingo de agosto de 2019 e fará a número 30, poida que xa conte coa declaración de interese galego". Un evento que comenzó su andadura en el año 1963, siendo alcalde Arsenio Paz, y coincidiendo con el paso por la secretaría de la Corporación de Victorino Núñez, que luego sería presidente de la Diputación provincial. Sin embargo, tan sólo se celebrarían cuatro ediciones consecutivas y otras tres más entre 1973 y 1975. En la edición del presente año, la organización introdujo, por vez primera, un escaparate de vinos de seis bodegas de Leiro y de las cooperativas Viña Costeira, de Ribadavia, y San Roque, de Beade. Esta iniciativa logró atraer a muchos visitantes, que tuvieron la oportunidad de realizar catas de vino en esta muestra de la Denominación de Origen, que se pretende ampliar en futuras ediciones del festejo.