ANDAINA

La lluvia concedió una tregua a la IX Andaina de Cenlle

Más de 700 participantes y 1.000 inscritos dejaron una solidaria caja de 2.000 euros

La lluvia concedió una tregua a la IX Andaina de Cenlle

Ni la lluvia pudo en la mañana de ayer con el espíritu solidario de más de 700 personas que decidieron levantarse de la cama para salir a recorrer toda o parte de las rutas marcada por la organización en el Concello de Cenlle. Más de mil inscritos registró la novena edición de esta "andaina", que cada año ofrece buena parte de su recaudación a algún colectivo comprometido con la sociedad. En este caso, Gabriel Alén Castro, el coordinador de la prueba, hizo entrega de los 2.000 euros recaudados -de manera simbólica con un visible cheque blanco, porque desde el viernes se había transferido ya el dinero- a Susana Fernández, presidenta de la Asociación Ourensana de Esclerosis Múltiple, ELA, Parkinson y Otras Enfermedades Neurodegenerativas (AOEDEM), la beneficiaria en esta ocasión.

Se esperaba lluvia, copiosa, pero no lo fue tanto como para plantearse desde la organización la suspensión de la prueba, después del primer intento fallido en el mes de marzo. Sí se quedaron a cubierto todos aquellos niños inscritos, porque las condiciones meteorológicas no invitaban a que saliesen al monte para empaparse.

Gabriel Alén Castro, máximo responsable de la organización de la prueba y alcalde de la localidad, quiso ayer reconocer la labor de "todo el voluntariado que nos echó una mano en el desarrollo de una convocatoria que supera de largo la que realizan otros colectivos. Para nosotros, mantener el nivel de inscritos en torno al millar es un verdadero logro", aseguró. Para evitar y minimizar cualquier incidente, 40 voluntarios, además de efectivos de la Agrupación de Protección Civil de la Mancomunidad de O Ribeiro, Cruz Roja y Guardia Civil, estuvieron presentes.