EDUCACIÓN

Ribadavia protesta por el traslado de los alumnos de ESO

Medio millar de personas recorrieron las calles de la villa pidiendo que se paralice esa medida 

Ribadavia protesta por el traslado de los alumnos de ESO

Más de 200 personas se han manifestado este miércoles en las calles de Ribadavia (Ourense) en contra de la reconversión del CPI Tomás de Lemos y el traslado de su alumnado de la ESO, en una protesta protagonizada por padres y alumnos, pero que también ha contado con el respaldo de la diputada socialista Noela Blanco y la diputada de En Marea Ánxeles Cuña.

"No nos moverán del CPI", "No al desmantelamiento de la ESO", "No nos moverán", han sido algunos de los lemas que se podían leer en las pancartas que los alumnos del CPI Tomás de Lemos han portado durante la manifestación que ha recorrido las calles de Ribadavia hasta la Plaza Mayor de la localidad.

Entre gritos como "enseñanza digna en el Ribeiro", "Más educación y menos corrupción", los alumnos y sus padres han protestado contra la integración de los cursos superiores del Tomás de Lemos al IES O Ribeiro.

Durante la manifestación han estado acompañados por el actual alcalde, Ignacio Gómez (PSOE) y el anterior regidor Marcos Blanco (PSOE).

La decisión, comunicada un día antes de fin de curso

El jefe de Estudios del Tomás de Lemos, Marcos Mendiguren, ha lamentado que la decisión de trasladar los alumnos de al IES O Ribeiro se haya hecho "un día antes del final del curso", cuando el centro "ya tenía el proyecto educativo para el próximo curso preparado".

Para Mendiguren este traslado de alumnos supondrá "un comienzo de curso sin ningún tipo de planificación, porque se ha decidido en el último momento".

De momento tanto la matrícula como los planes previstos para el próximo curso "quedan en suspenso ante la desaparición de la ESO", ha señalado.

Según los datos manejados por el jefe de estudios el CPI Tomás de Lemos tenía 178 alumnos, con dos clases por curso y un profesorado con horario completo.

Con la decisión de la consellería de Educación "mandarán al profesorado a hacer guardias en el nuevo centro, y habrá cursos con más de 30 alumnos por aula".