ACCESIBILIDAD

Los minusválidos tendrán un acceso al interior del castillo de Ribadavia

Una inversión de 50.000 euros permite la instalación de pasarelas y unos aseos bajo el graderío

La pasarela para minusválidos será colocada en la parte superior del auditorio.
La pasarela para minusválidos será colocada en la parte superior del auditorio.
Los minusválidos tendrán un acceso al interior del castillo de Ribadavia

El castillo medieval, en Ribadavia, dispondrá de una pasarela exterior de acceso a la entrada principal y de otra  interior en el auditorio Rubén García, que permitirán el movimiento libre de personas mayores y con algún tipo de discapacidad física. Además, el propio anfiteatro escénico está siendo dotado de unos asesos públicos bajo las gradas destinadas a los espectadores, ya que el edificio carecía de ellos hasta el momento.

Los trabajos de adaptación para la construcción de las pasarelas comenzarán en breve, "xa que a execución do proxecto debe estar rematada antes de finais de outubro, pero penso que xa o estará neste mesmo mes de setembro", señala el concejal de Obras, Javier Iglesias Sendín. El proyecto está enmarcado en un plan de ayudas convocado por la Axencia Galega de Turismo y que están dirigidas precisamente a facilitar la accesibilidad a monumentos o lugares de interés turístico. El Concello se acogió a esta orden de subvenciones de la Xunta y dentro del presupuesto global de 50.000 euros aporta un 20%, es decir, 10.000 euros, mientras el citado departamento autonómico deposita el resto, 40.000 euros.

Las pasarelas serán construidas con materiales acordes con el entorno de la fortaleza medieval, utilizando hierro y madera, con el objetivo de eliminar las dificultades que se ven obligadas a soportar las personas con discapacidad y mayores para entrar en el castillo. Por otra parte, también se les facilita el acceso a las gradas del auditorio, ya que actualmente sólo existen tramos de escaleras, y así poder disfrutar de los espectáculos que se ofrecen en el mismo, en especial, durante la Festa da Istoria y los festejos patronales.

Javier Iglesias recordó que esta iniciativa había sido asumida por el gobierno municipal tras las propuestas de otros grupos de la oposición, como fue el caso de Compromiso por Galicia.

La fortaleza fue reabierta en el 2010

El castillo de los Sarmiento permaneció cerrado a las visitas entre los años 2003 y 2010 debido a los trabajos de restauración promovidos por el Ministerio de Cultura y que fueron llevados a cabo en varias fases. En el mes de agosto del último año citado fue reabierto al público, tras las obras de consolidación de las murallas con fachada a las calles Tomás de Lemos y Entremuros. Además, se acometió la recuperación y acondicionamiento de la necrópolis interior, que obligó a la demolición de una piscina de hormigón construida en los años 70 del pasado siglo, dejando a la vista el antiguo patio de armas de la fortaleza medieval. Las obras ejecutadas según el plan director estatal supusieron una inversión aproximada de dos millones de euros, aportando el Ministerio y la Xunta, 1,5 millones y 500.000 euros, respectivamente.