INFRAESTRUCTURAS

El Mosteiro de Melón contará con 100 plazas para aparcar

La primera fase de las obras, en la que se ejecutará la mitad del proyecto, comenzó este viernes

Las actuaciones en la explanada contigua al Mosteiro de Santa María están en proceso.
Las actuaciones en la explanada contigua al Mosteiro de Santa María están en proceso.
El Mosteiro de Melón contará con 100 plazas para aparcar

El Mosteiro de Santa María de Melón mostrará una imagen totalmente renovada para vecinos y turistas en los próximos meses. Tanto el interior, en obras desde hace 10 meses, como los exteriores sufrirán un lavado de cara completo. Ayer por la mañana comenzaban las obras en las dos fincas colindantes a la iglesia, espacio que se convertirá en un aparcamiento después de un proyecto de ejecución que se llevará a cabo en dos fases. En cada una de ellas se construirán 50 plazas de aparcamiento, que darán cabida a un centenar de vehículos en el futuro. La primera mitad de las obras finalizará en aproximadamente un mes, mientras que la segunda todavía no tiene fecha de ejecución. La financiación, 150.000 euros cada fase, corre a cargo de la Administración gallega gracias a una subvención, "compromiso que adquirió el presidente conmigo y mis vecinos y que ha cumplido", señaló María Cristina Francisco, alcaldesa de Melón, mostrándose satisfecha de contar con la promesa económica para finalizar las obras.

La puesta en marcha de esta iniciativa no resultó fácil. El anterior gobierno inició los trámites para la expropiación de los dos terrenos contiguos al Monasterio en el año 2003, para poner el espacio a disposición de la Xunta de Galicia e iniciar los trabajos. Hasta este año no fue posible llegar a un acuerdo con los propietarios, que finalmente accedieron a la cesión de sus terrenos. 

Esta es una obra "importante", ya que el municipio no cuenta con ninguna zona de aparcamiento de este estilo. "Es necesario para los vecinos, turistas y para garantizar la seguridad vial de la zona", explicó la alcaldesa, que hizo especial mención a la gran afluencia de gente en meses de verano, sumado al continuo estacionamiento de autobuses, "que ahora podrán convivir sin riesgo alguno".


Valor añadido a un edifico en reformas


Además del acondicionamiento del entorno, el Monasterio de Santa María de Melón lleva en obras desde diciembre, una renovación que adaptará las instalaciones para convertirlo en un lugar de hospedaje. El proyecto fue adjudicado por el Ministerio de Fomento, financiado por el millón y medio de euros proveniente del Programa de Rehabilitación Arquitectónica. El plan incluye la adaptación de 10 habitaciones y un salón para eventos en las antiguas caballerizas, zonas comunes y cocina. La cafetería y recepción de la parte baja serán mejoradas y la parte norte, desaparecida, se recuperará con elementos modernos de construcción. También habrá cambios en el claustro, los ábsides y la fachada de la iglesia.