CRÓNICA

Terror y diversión en la Noite Meiga ribadaviense

El Pasaxe do Terror completó su aforo una semana antes del evento

El Desfile Meigo fue uno de los atractivos de la jornada.
El Desfile Meigo fue uno de los atractivos de la jornada.
Terror y diversión en la Noite Meiga ribadaviense

El municipio de Ribadavia vivió ayer la noche más terrorífica del año a cargo de la Noite Meiga. La organización del evento preparó una de las ediciones en las que más novedades se incluyeron en la cartelera, con diversión, disfraces y sorpresas para todas las edades. La noche de ayer fue el día grande, aunque llevan varias semanas con pequeños adelantos, como el ciclo de cine de terror que proyectó dos películas semanales durante todo el mes de octubre. 

El castillo de los Sarmiento fue el epicentro de la noche, donde todos los espacios se convirtieron en pasadizos llenos de fantasmas, muertos, sangre y sorpresas que sacaron a los asistentes más de un grito. Fue el atractivo de la noche y albergó a más gente que en anteriores ediciones. Las entradas anticipadas se vendieron todas una semana antes de lo previsto, quedando muy pocas para la venta directa. 

Además, durante toda la tarde, en las inmediaciones del castillo se instalaron diversos puestos de artesanía; el grupo Trópico de Grelos amenizó la tarde y la noche con su percusión, además de la actuación teatral del Aquelarre de Donas sen Cabaleiros. No faltó tampoco la comida y bebida, también ambientada en el terror de la noche, donde los miembros mutilados y los brebajes fueron los protagonistas. Los más pequeños también tuvieron su espacio, con baile de hechiceros, juegos, magia con el Mago Lolo y colchonetas.