CULTURA VITIVINÍCOLA

Los vinos 100% "castes" tendrán distintivo propio

La cosecha vinícola de este año en Castrelo de Miño contará con su propia categoría

Los vinos 100% "castes" tendrán distintivo propio

La cosecha vitivinícola de este año en Castrelo de Miño contará con un distintivo propio para el vino que sea 100% "castes". La Asociación de Colleiteiros añadió algunas normas a los estatutos de 1998 que ya contemplaban la creación de esta marca. 

El estudio para subir de categoría a los vinos que son 100% "castes" fue aprobado por la Asociación de Colleiteiros, y entrará en vigor con la cosecha de este año, que se embotellará en la primavera de 2019. El motivo es que esta será la primera producción en la que entra en vigor el pliego publicado en el Diario Oficial de Galicia. El distintivo ya se incluyó en los estatutos fundacionales en septiembre de 1998. El registro como marca colectiva en la Oficina Española de Patentes y Marcas se realizó en el año 2005.

Los únicos vinos que podrán llevar el distintivo tienen que estar inscritos como Ribeiro Barrica o Ribeiro Castes. Dentro de esta categoría se encuentran las variedades de Treixadura, Torrontés, Godello, Albariño, Loureira, Lado, Caíño blanco, Palomino y Albillo. Estas categorías, además de exigir que el producto sea 100% "castes", tienen algunos requisitos analíticos como presentar una graduación mínima de 12º para el de barrica.

Las normas para obtener el distintivo propio establecen el precio mínimo de venta de la botella en 4,55 euros, entre otras pautas. A esto se incluyó la obligación de que la etiqueta de los vinos figure en gallego, sin ser incompatible con otros idiomas, porque la mitad de los miembros de la asociación exportan al extranjero. La organización comentó que los mejores embajadores de la cultura gallega son los productos gastronómicos, por lo tanto "no hay nada mejor que llevar nuestra lengua impresa". 

Este distintivo es "una necesidad inminente" para los colleiteiros. Aseguraron haber notado que contar con una marca genérica era un requisito para acudir a diversas ferias internacionales, como en el caso de Foodex Japón.