SUCESO

Un madrileño acuchilló a una mujer tras perseguir a otra en A Ponte

El agresor, de 55 años, que ingresó en prisión, pnichó con el cuchillo las ruedas de varios coches 

Un madrileño acuchilló a una mujer tras perseguir a otra en A Ponte

Un vecino de Madrid, Francisco V.O., de 55 años, ingresó a primera hora de la tarde de ayer en la prisión de Pereiro después de acuchillar a una mujer en la estación de autobuses. El agresor había sido detenido 22 horas antes por la Policía Nacional por perseguir a otra mujer, que tuvo que buscar refugio en el bar Anduriña, situado en la calle Eulogio Gómez Franqueira,en el  barrio de A Ponte, y por dañar con un cuchillo las ruedas de seis vehículos.

La agresión consumada se produjo a las 21,45 horas del jueves cuando desde la estación de autobuses alertaron a la Comisaría de que una mujer acaba de ser agredida por un varón vestido de negro, al que no conocía. Al lugar acudieron de inmediato varios agentes de los grupos de Atención al Ciudadano y Seguridad Ciudadana, que se encontraron en la sala de espera de la citada estación a un hombre con las manos manchadas de sangre, aunque, ante las preguntas de los policías, argumentó que se había cortado con una botella.

Varios testigos alertaron a los agentes de que la víctima permanecía herida en la cafetería. "Tenía varios cortes y sangraba mucho. Tenía toda la cara y cuero cabelludo impregnado de sangre", explicó uno de los testigos, puntualizando que la víctima estaba sentada, esperando bien un autobús a algún familiar, y el hombre se abalanzó sobre ella con el cuchillo. "No tuvo tiempo de reaccionar, porque no se esperaba lo que le iba a pasar", añadió.

Los policías y usuarios de la estación, al tiempo que intentaban cortar con gasas la hemorragia, alertaron al 061, que envió al lugar una ambulancia, que trasladó a la mujer al CHUO, donde fue atendida de varias heridas causadas por arma blanca en la cabeza y en la mano izquierda.

Acto seguido, la Policía Nacional detuvo al presunto agresor al que  le intervino un cuchillo de seis centímetros de hoja, con el mango envuelto en cinta aislante. Tras prestar declaración en el juzgado, ingresó en la cárcel.

Francisco V.O. había sido detenido de madrugada, a las 01,00 horas, después de que la Policía Nacional fuera alertada de que un hombre intentaba entrar en un domicilio del que no era vecino. Los agentes acudieron al lugar y allí les dijeron que un individuo con las mismas características había perseguido a una mujer, la que tuvo que refugiarse en un bar. El agresor, al no poder entrar en el local, comenzó a golpes en la cristalera, gritando que era policía en Madrid. 

Incautación de arma y en libertad tras declarar

Los agentes, tras tener conocimiento de la persecución de la mujer, peinaron el barrio de  A Ponte hasta localizar al ahora ya recluso cerca del bar Vega 70, donde le intervinieron un cuchillo de 11 centímetros. Los policías también comprobaron que había pinchado las ruedas de seis vehículos, pero el presunto agresor quedó en libertad. No conocía a  las víctimas.