Acosó durante un curso a una menor cuando iba al colegio en la ciudad

El juez considera probado que el inculpado la perseguía con el vehículo. En dos ocasiones, con la excusa de preguntarle dónde estaba el Auditorio.

Acosó durante un curso a una menor cuando iba al colegio en la ciudad

Una joven estudiante de la ciudad fue víctima de hostigamiento o"stalking" durante todo el curso 2016/2017, tal como considera el juez del Penal 2 a la hora de condenar a Isidro P.H. por un delito de acoso y exhibicionismo a una pena de cinco meses de prisión y multa de 12 meses, con una cuota diaria de ocho euros.

Además, durante año y medio no podrá comunicarse ni acercarse a la víctima a menos de 200 metros, a la que también tendrá que pagar 1.000 euros en concepto de responsabilidad civil. Y ello porque la conducta del acusado "generó inquietud y hartazgo en la víctima, obligándola a alterar su vida cotidiana, con los consiguientes trastornos y inconvenientes".

El juez considera probado que el inculpado la perseguía con el vehículo. En dos ocasiones, con la excusa de preguntarle dónde estaba el Auditorio. Una de esas veces, la menor vio cómo llevaba los genitales descubiertos y los manoseaba.

Durante todos los meses durante los que se prolongó el acoso, la joven experimentó angustia y desasosiego. De hecho, tuvo que varias su itinerario de vuelta a su casa en A Milagrosa, tenía que ir acompañada de amigos, caminar en contacto telefónico con su madre e incluso, desde el último caso de acoso, tuvo que ir su padre a buscarla hasta que finalizó el curso. La víctima llegó a reconocer en el juicio que durante el año que duró el hostigamiento "no andaba tranquila por la calle".

El juez considera creíble el testimonio de la perjudicada por la persistencia en la incriminación , sin ambigüedades, entre otras razones.