TRIBUNALES - OURENSE

Reconoce que introducía droga en la prisión de Pereiro, pero aduce autoconsumo

El procesado, a quien la Fiscalía acusa de querer introducir hachís, heroína y cocaína, asegura que lo hizo con el fin de tener provisiones.

 

Rubén L.G., en un momento de la vista oral en la Audiencia.
Rubén L.G., en un momento de la vista oral en la Audiencia.
Reconoce que introducía droga en la prisión de Pereiro, pero aduce autoconsumo

nnn Ruben L.G. reconoció ayer en un juicio en la Audiencia que intentó pasar droga en el recto al interior de la prisión de Pereiro de Aguiar, en la que complía condena, pero no para venderla a los demás presos, sino para su consumo propio.

El ministerio fiscal solicitó una condena de cuatro año de prisión y 4.000 euros de multa por un delito contra la salud pública en la modalidad que causa grave daño a la salud. El abogado defensor del acusado instó la libre absolución, argumentando los graves problemas que sufre su cliente a causa del consumo de sustancias estupefacientes y, además, argumento que se había roto la cadena de custodia de la droga que le intervinieron, dado que "en unos informes aparecer una cifra y en otros, otra".

Rubén L.G. acudió a la vista en bicicleta, lo que provocó que entrase en la sala prácticamente extenuado, pidiendo al poco rato de iniciarse el juicio que lo dejaran ir a un lavado. Después, comentó a preguntas del fiscal que primero fue alcohólico y después se inició en el hachís porque así bebía menos. "Más tarde metí cocaína y muchísimos años después, heroína". Según explicó en la vista, ya ingreso en centros para desintoxicarse, pero no lo consigue. 

En septiembre del 2016, disfrutó de+ un permiso penitenciario tras pasar dos años cumpliendo condena. "Amigos y familiares me dieron 800 euros y compré hachís y algo de cocaína y heroína. Era para mi consumo,  para los seis meses  que me quedaban de condena, no para venderla", aseguró.

Le intervinieron en el recto 342,6 gramos de hachís, tres de cocaína y 2,5 de heroína. El fiscal sostiene que eran para la venta.