AVE EN OURENSE

Adif adjudica contratos clave para cumplir el plazo de 2019

La baja en las ofertas de las empresas ahorrará 11,5 millones sobre los importes licitados

Adif adjudica contratos clave para cumplir el plazo de 2019

Adif ha adjudicado tres obras que resultan imprescindibles para cumplir el objetivo de 2019 en el AVE a Ourense. El acuerdo, adoptado en el último consejo de administración del ente público, supone además un ahorro de algo más de 11,5 millones de euros sobre el presupuesto de licitación.

El contrato de mayor cuantía, 23,35 millones de euros, IVA excluido, se corresponde con el montaje de la vía desde Pedralba a Campobecerros, sobre un presupuesto de licitación de algo más de 29 millones. La empresa adjudicataria fue Ferrovial Agromán.

Otro de los contratos cuya adjudicación resultaba perentoria, es el del tercer carril desde Taboadela a la estación de Ourense, con 12 meses para su ejecución y un importe de 13,48 millones de euros, que realizará la UTE formada por Copasa y Cosfesa, con una baja sobre el presupuesto de licitación del 23 por ciento. La dificultad que entraña esta obra estriba en la necesidad de llevar a cabo la implantación del tercer carril desde la estación de Taboadela hasta el paso de Las Lagunas, punto en el que la vía dual con tres carriles se desdobla en una de ancho estándar que va a las vías 1 y 2 de la estación de Ourense que son término, y otra de ancho ibérico que es pasante para seguir en dirección a Vigo, Santiago o a Monforte.

El cambiador de ancho y montaje de la vía en el ramal desde la traza del AVE a la estación de Taboadela fue adjudicado a Acciona Construcción por 4,24 millones, con un ahorro del 15 por ciento y un plazo de ejecución de once meses.

Los dos contratos restantes son de suministros, uno de ellos exclusivamente para el trazado del AVE gallego entre Pedralba y Taboadela, referido a los desvíos ferroviarios, y el otro es compartido con varias líneas de alta velocidad en obras, destinado a la adquisición de aparatos de dilatación para la vía. En el caso de los desvíos, adjudicado a JEZ Sistemas Ferroviarios, apenas hubo baja, menos de un 4%, como sucede en casi todos los suministros muy técnicos y con pocos proveedores.


Plazos casi al límite de lo imposible


Dos de los cinco contratos adjudicados por el Adif se encuentran en plazos tan ajustados que es más fácil que se concluyan en 2020 que en 2019. Tras la adjudicación, todavía pendiente de publicar en el perfil del contratante del administrador de las infraestructuras ferroviarias, se tiene que proceder a la formalización del contrato y a su publicación en el BOE y, por último, al acta de inicio de obras, que es el día en el que comienzan a contar los plazos de ejecución. En el caso de la adaptación de la traza convencional desde Taboadela, son doce meses a partir de un día de la próxima quincena,  con final previsto en los primeros días de diciembre de  2019. Pero en el caso del montaje de la vía desde Pedralba a Campobecerros, son trece meses de ejecución y eso sitúa el final del plazo en los primeros días de enero de 2020.