EMPLEO

La administración local perdió un 19% de sus empleados desde el 2009

Los concellos y la Diputación fueron los más perjudicados, mientras que la Xunta y el Estado perdieron un 4,4% y un 8% 

Imagen de archivo de unas protestas de funcionarios contra el recorte de empleo público en Ourense.
Imagen de archivo de unas protestas de funcionarios contra el recorte de empleo público en Ourense.
La administración local perdió un 19% de sus empleados desde el 2009

Según el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, los 92 concellos de la provincia y la Diputación tenían en enero de este año 1.038 trabajadores menos que en el mismo mes del año 2009, un descenso del 19,5% en la nómina total. De esta forma, hace ocho años había 5.631 trabajadores en la administración local ourensana, y al comienzo de este año, 4.593.

Los concellos han tenido que asumir las mismas competencias con menos recursos porque los ingresos mermaron, pero también por algunas políticas restrictivas sobre gasto público. La llamada Ley Montoro aplicó férreas medidas de control, entre ellas impedir nuevas contrataciones.

¿Y cómo se han digerido estas medidas en los concellos de la provincia? En Celanova, la propuesta del ministro de Hacienda "nos ha perjudicado, porque el ayuntamiento tenía y tiene solvencia económica para poder ampliar su plantilla", explica el alcalde, José Luis Ferro Iglesias, del PP. Sin embargo, aquellas restricciones son ahora menores y el regidor recuerda que hace dos años y medio se contrató a cinco personas. "Fue difícil, porque tuvimos que justificar que se trataban de servicios básicos, prioritarios",dijo. Con el incremento de la actividad en verano, el aumento de la población estival y el cuadro de vacaciones del personal "ahora andamos algo justos", reconocía Ferro.

Francisco Fumega, regidor de O Carballiño (PSOE), razona que "o goberno do Estado é inxusto cos concellos". Recuerda que el que preside "ten a economía saneada e aínda así temos so tres persoas na plantilla para limpeza". Lamenta que "teñamos que dar moitos servizos e pouco persoal para facelo". Fumega también se queja de las "moitas dificultades para contratar persoal".

Antonio Pérez, alcalde de Xinzo de Limia (PP), alude a que "los recortes en materia de personal han afectado a Xinzo pero no hemos tenido problemas en este sentido". Aprecia que "en lo que respecta a las sustituciones por enfermedad o motivos similares, hemos hecho la justificación pertinente y se han cubierto las plazas".

La mayoría de los concellos empiezan ahora a recuperar el resuello tras años de recortes. Rosario Rodríguez, concejala de Personal del Concello de Verín (PSOE) alude a que "en los dos últimos años hemos incrementado la plantilla en un 20% gracias a la municipalización de servicios". Han pasado a la nómina municipal 8 personas de la empresa de limpieza, 3 del aparcamiento subterráneo y 8 de limpieza de edificios públicos. El Concello prevé cuatro contrataciones más este año.

Xunta, Estado y Universidad

El Gobierno acaba de anunciar una convocatoria de empleo público, pero el saldo de la crisis aún es negativo, también. En 2009 cobraban de las diferentes instituciones públicas 20.068 ourensanos, pero a comienzos de este año la cifra era de 18.551, con una caída del 7,6%. Además del 19,5% de empleados públicos perdidos en la administración local, la Xunta se dejó por el camino el 4,4% de sus trabajadores. El Estado pasó de 2.839 a 2.614 funcionarios, perdiendo un 8%. La única excepción ha sido la Universidad, que ha pasado de 170 empleados a 415 en ocho años.