EMPRESA

Adolfo Domínguez reduce las pérdidas y vende un 1,3% más

La textil ourensana logró recortar sus números rojos un 27,2% hasta el pasado mes de noviembre

Adolfo Domínguez, entrando a la última junta de accionistas, celebrada el 31 de agosto del 2016.
Adolfo Domínguez, entrando a la última junta de accionistas, celebrada el 31 de agosto del 2016.
Adolfo Domínguez reduce las pérdidas y vende un 1,3% más

Adolfo Domínguez redujo sus pérdidas un 27,2% en los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal 2016-2017, cerrado el pasado 30 de noviembre, hasta situarlas en 12,31 millones de euros, tras los cambios de su consejo de administración y con la nueva composición de la alta dirección. La compañía ha achacado esta mejora al buen comportamiento del resultado bruto de explotación (Ebitda), que mejoró un 24,9%, aunque fue negativo en 8,79 millones, y al menor gasto de amortización.

La firma ourensana concluyó su tercer trimestre fiscal con unas ventas de 73,05 millones de euros, lo que supone un ascenso del 1,3% respecto a un año antes. No obstante, las ventas en tiendas comparables, que no tienen en cuenta aperturas, cierres, reformas y cambios de venta en depósito a firme, se elevaron en un 3,6% respecto al ejercicio anterior, debido principalmente a un mejor desempeño de la fuerza de ventas y a la reducción en los plazos de entrega de la mercancía a los puntos de venta.

La compañía elevó sus ventas un 6,1% en su último trimestre contabilizado, entre septiembre y noviembre de 2016, impulsadas por el resultado de las medidas que el nuevo equipo directivo está adoptando tanto en lo referente a la gestión y la estrategia comercial como al control y eficiencia en todas las áreas del negocio de la empresa ourensana, especialmente en compras y 'retail'.

Asimismo, logra un Ebitda positivo de 1,04 millones de euros en el primer trimestre con el nuevo equipo de gestión al frente, sobre los -3,6 millones de euros del mismo periodo de 2015. El grupo, que cuenta con un total de 521 tiendas, mantiene una posición financiera neta positiva en 2,1 millones de euros frente a los -19,4 millones de euros del mismo periodo del ejercicio anterior.

En un año, entre el 30 de noviembre de 2015 y el 30 de noviembre de 2016, la compañía ha cerrado 35 tiendas, la mayor parte en Europa, donde echó el cierre a 20 establecimientos. En el marco de su plan de ajuste de puntos de venta no rentables, que se ha ralentizado, las tiendas cerradas han dejado de aportar 3,7 millones de euros a la cifra de ventas respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

Nueva composición en la alta dirección

La compañía, que no tiene consejero delegado tras la salida de Estanislao Carpio y el fichaje frustrado de Costas Antimissaris, ha completado los cambios en su consejo de administración y ha aprobado la nueva composición de la alta dirección. El consejo de administración de la compañía textil ha aceptado las renuncias presentadas por los consejeros José María García-Planas, José Luis Nueno Iniesta –representante de Puig, segundo accionista de la firma, con un 14,8%–  y Elena González, motivadas por razones personales y profesionales. Asimismo, previo informe favorable de la Comisión de Nombramientos y Retribuciones, el máximo órgano de la firma ha aprobado el nombramiento de Adriana Domínguez, hija del diseñador y ejecutiva de la firma, y de Juan Manuel Fernández Novo para cubrir las vacantes de Elena González y José María García-Planas.