RESCATE - CIUDAD

Los agentes del rescate en el Miño: "En media hora hicimos cinco kilómetros"

Una agente de la Policía Nacional sacó del río con vida a una joven que se precipitó minutos antes y que se había escapado previamente del CHUO, donde fue ingresada tras una tentativa de suicidio

Los agentes del rescate en el Miño: "En media hora hicimos cinco kilómetros"

"Mi reloj marcó que en media hora hicimos cinco kilómetros, llegué a hacer los 400 metros más locos de mi vida", relata José Manuel, uno de los agentes de la Policía Nacional que coordinó el intenso dispositivo de búsqueda de la joven que se precipitó al río desde la pasarela del centro comercial el pasado viernes, tras haberse escapado del hospital, y que fue rescatada con vida. Fue su compañera Eva la que encontró a la mujer a la altura de la playa de la Antena  y consiguió sacarla del agua con ayuda de otras personas.

"Decidimos ponernos a una distancia uno de otro para abarcar más", señala el agente José Manuel, que relata cómo "llegué a subirme a unos peñascos en el río justo en el Puente Romano, para asegurarme de que la chica no pasaba por allí. Corrimos como locos, nos movimos de un lado para otro, dijimos "¡tiene que aparecer!". 


Intervención en Covadonga


La situación empezó ya a media tarde, en torno a las 18,00 horas, cuando recibieron una llamada para acudir a un piso de Covadonga en apoyo del 061, ante una discusión de pareja, cuya mujer resultó ser la que horas después intentó quitarse la vida. 

Estos dos agentes, acompañados de otra dotación de la Policía Nacional, accedieron a la vivienda. "Había muchas pastillas por el suelo, y estaba la chica, su novio y su madre, estos dos alborotados". En la mano del hombre se podían ver "hasta los huesos", por una herida provocada al intentar quitarle las pastillas de la boca a la novia

Una unidad del 061 se llevó a la joven al Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO), desde donde poco después comunicaban que se había escapado. Es por ello que cuando a las 20,58 horas estos agentes, José Manuel y Eva, recibieron la alerta sobre la caída al río de una persona al Miño, intuían quién era. "Fuimos corriendo a la pasarela, llegamos en dos minutos, y cuando la persona que había llamado nos dijo dónde había caído; bajamos".

Peinaron el margen del río, mientras en el dispositivo colaboraron los bomberos, que se colocaron enfrente, y compañeros de la Policía Nacional que se establecieron en el Puente del Milenio.


Colaboración


En la búsqueda, que se desarrolló en media hora, participaron también "la seguridad del centro comercial, Protección Civil e incluso jóvenes que estaban en la zona". La Policía Local también colaboró, y se encargó de cortar el tráfico para facilitar la llegada del 061. 

Cuando sacaron del agua a la joven, apreciaron síntomas de hipotermia, y Eva le quitó la ropa para ponerle la suya y le realizó maniobras de reanimación cardiopulmonar, hasta provocarle el vómito. Pasadas las 21,40 horas fue trasladada en ambulancia al CHUO. "Mi compañera tuvo que meterse en el coche porque no se mantenía en pie, estaba desencajada, una mezcla de alegría y desasosiego", relató José Manuel.