SECTOR FERROVIARIO

El “agravio" con los servicios ferroviarios une al Parlamento

BNG y PP consensúan un acuerdo para exigir frecuencias y mejores tarifas en la línea Ourense-A Coruña

El “agravio" con los servicios ferroviarios une al Parlamento

Por segunda semana consecutiva, el Parlamento gallego dio luz verde a una proposición no de ley para hacer un frente común ante el Ministerio de Fomento para frenar el "agravio" que sufre Ourense en materia ferroviaria, concretamente en la línea Ourense-Santiago-A Coruña, en la que los viajeros asumen unos precios por kilómetro que llegan a ser un 66% más caros que los del corredor atlántico, disponiendo además de menos frecuencias, tal y como detalló La Región en un informe publicado el pasado 8 de enero. 

La propuesta planteada inicialmente por el BNG buscaba la aprobación de un acuerdo con el que la Xunta exigiría ante el Gobierno central una reducción del 30% en el viaje sencillo, más trenes por sentido, una reformulación de los bonos de transporte y mejores conexiones para concellos como Carballiño, O Irixo o Maside. "Fai falta unha posición de país para poñer fin á discriminación, sufrimos un auténtico abuso", expuso la diputada ourensana del BNG, Noa Presas, durante el debate de la proposición.

Sin embargo, la parlamentaria del PP y concejala en San Cibrao, Marta Nóvoa, pese a coincidir en la necesidad de incorporar mejoras, reprendió a Presas por su "visión negativa e anquilosada", tendiendo la mano a los nacionalistas para negociar un acuerdo transaccionado entre la moción y la enmienda planteada por los populares.

De esta manera, consensuando ambas propuestas, se logró un acuerdo por unanimidad (se sumaron En Marea y PSOE), mediante el cual la Xunta exigirá "unha equiparación das políticas e modalidades tarifarias para evitar a actual e evidente situación de discriminación que se ve en función do lugar de residencia dos galegos", sin fijar un porcentaje concreto como quería el BNG, unos bonos más flexibles y adaptados a trabajadores y estudiantes, y luchar por más frecuencias de los servicios regionales, un aspecto que, de acuerdo a la enmienda del PP, se analizará en función de estudios sobre la demanda existente de los ciudadanos.

La diputada de En Marea Ánxeles Cuña apuntó que "semella obvia" la necesidad de mejorar las condiciones de estos servicios para "garantir a cohesión social e territorial", mientras que la socialista María Luisa Pierres apuntó la "desconfianza" de su grupo en que el gobierno autonómico haga valer el acuerdo ante Fomento.