URBANISMO

La Alameda se marchita sin limpieza ni mantenimiento

Hojarasca, pintadas y maleza se adueñan del espacio que no ocupa la plaza de abastos provisional 

El mal estado que presenta la Alameda.
El mal estado que presenta la Alameda.
La Alameda se marchita sin limpieza ni mantenimiento

"Está sucio, los bancos, el suelo, la hierba... Estuvieron hace dos días en ese parterre de ahí y mira cómo está ahora", señala Celso Rivero, uno de los usuarios habituales de la Alameda, junto al actual edificio provisional de la Plaza de Abastos, que ocupa este emblemático espacio de la ciudad tras un retraso de varios meses en el traslado desde un mercado que todavía sigue esperando su concurso de reforma. Mientras, los compañeros de banco de Rivero, que prefieren mantener el anonimato, confirman el diagnóstico: "Esos árboles están sin podar y cualquier día se cae una rama en la cabeza de alguien", señala uno de ellos. Otro añade que "había que tener el jardín preparado, como estaba antes". "Está hecha una mierda, lo han dejado de basurero, que antes venían hasta los chiquillos a jugar por aquí y ahora ni aparecen", tercia otro, que echa de menos una mayor frecuencia en el mantenimiento de esta zona verde.

El presidente de los placeros, Emilio González, remarca que "desde que nos trasladamos no hay prácticamente mantenimiento, hay acumulación de silvas detrás de la Alameda, en la subida al parque de los niños, que también está bastante abandonado". Subraya que "ese mantenimiento no es competencia nuestra".

Algo que confirma el edil de Parques y Jardines, José Araujo: "La parte de limpieza la tiene que hacer Ecourense y la de mantenimiento de zonas verdes Valoriza". Señala que ambas empresas concesionarias "deben realizar sus tareas en esta zona, como en el resto de la ciudad, con la frecuencia necesaria para tenerlas limpias y a punto". Al mismo tiempo, asegura que, en el caso de la Alameda, "pasan todos los días por ahí y limpian", según le consta. Unos trabajos que, según aprecian los usuarios, se revelan insuficientes atendiendo al actual estado del céntrico espacio.


Polémica por la zona de carga y descarga del mercado


Uno de los elementos novedosos en el actual día a día de este entorno es el tránsito habitual de los vehículos de carga y descarga de la Plaza de Abastos por un lateral del edificio provisional. "Con ese movimiento, en esa franja de tierra será difícil recuperar el estado original hasta que la Plaza regrese a su sitio original", asegura José Araujo. "Yo creo que lo estamos haciendo de forma muy ordenada, se ven muy pocos coches por ahí y están cumpliendo estrictamente los horarios acordados; no tiene nada que ver con el mantenimiento de los jardines, que es responsabilidad de las concesionarias", señala por su parte Emilio González.