EN OURENSE

Jesús Vázquez califica de “barbarie" la petición de intervención del Concello

"É surrealista pedir algo así cando estamos totalmente saneados", destaca el regidor

Jesús Vázquez califica de “barbarie" la petición de intervención del Concello

El alcalde de Ourense, Jesús Vázquez, reaccionó ayer con cierta perplejidad a las críticas vertidas el pasado martes por los portavoces de Democracia Ourensana y PSOE, Gonzalo Pérez Jácome y José Ángel Vázquez Barquero, respectivamente, en las que pedían a Xunta y Estado la intervención de las cuentas del Concello por la nueva prórroga presupuestaria.

"Serán eles os que teñan que xulgar a barbarie e o surrealismo do que dixeron. Unha persoa (Jácome) nos ten acostumada a buscar titulares, pero o do outro (Barquero) é moito máis grave porque estivo oito anos no goberno e o último que se debe desexar para calquera concello é unha intervención", indicó Jesús Vázquez, que habló de "un total descoñecemento das leis".

En esta línea, aprovechó para recordar los criterios que conducirían a una intervención, "que están na lexislación" y en los que no se encuentra el Concello, "totalmente saneado". Están en la lista la deuda pública, que acaba de quedar a cero, el retraso en el pago a proveedores o la falta de remanente de tesorería.

Además, el alcalde ourensano echó la vista atrás para censurar la herencia recibida del anterior gobierno socialista "que deixou o Concello ó borde da intervención" recordando el incumplimiento del techo de gasto en 2013 y la obligación de realizar un Plan Económico Financiero "que nos atopamos en xuño sin facer pese a que tiña que estar listo en abril".

En relación a las críticas sobre la nueva prórroga de los presupuestos de 2014, Jesús Vázquez recordó que esas cuentas se aprobaron "in extremis en xunta de goberno tras máis de dous anos sen eles".

Dinámica

Para el regidor ourensano, lo vivido esta semana augura un año complicado para la dinámica municipal al tratarse de un ejercicio preelectoral. "Isto vaise endurecer, é o primeiro paso de algo máis difícil", indicó.

Cuestionado sobre si vería positivo un cambio de portavoz en el PSOE aprovechando la renovación orgánica de la formación para negociar documentos como los presupuestos o el Plan Xeral de Ordenación Municipal, Vázquez entiende que "non teño nada contra ninguén nin é cuestión de persoas, senón de actitudes, porque supoño que falará en nome do grupo".

Pese a todo, el alcalde ourensano confía en poder negociar los futuros presupuestos, aunque no descarta ligarlos a una moción de confianza "pero non para prestarse a un circo". Jesús Vázquez reiteró que el borrador de las cuentas estará listo a finales de enero. "Que fagan un replantexamento e decidan se lles importa a cidade e as persoas", terminó el regidor sobre la oposición.