ENTREVISTA

Antonio Piña: “Nadie debería dimitir hasta que la sentencia diga si eres culpable"

El presidente de la Audiencia provincial de Ourense cree que el próximo presidente del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia "debe modernizar la justicia gallega"

Antonio Piña, en su despacho institucional de la Audiencia. (XESÚS FARIÑAS)
Antonio Piña, en su despacho institucional de la Audiencia. (XESÚS FARIÑAS)
Antonio Piña: “Nadie debería dimitir hasta que la sentencia diga si eres culpable"

El presidente de la Audiencia ocupa dos despachos de la segunda planta del Pazo de Xustiza: uno con ordenador y muchos papeles, incluido el proceso penal por abusos a una menor que acaba de sentenciar, y otro perfectamente ordenado para uso institucional. En este último, con un Código Penal sobre la mesa, una foto de su familia y un cenicero de Maite Vázquez, realiza la entrevista.

Asegura que no echa de menos ser magistrado de trinchera (instrucción) porque en la sala el trabajo es más calmo y puede estudiar los asuntos "más a fondo" . Y aunque su nombre suena en las quinielas como candidato para relevar a Cadenas en el TSXG, sostiene que no se lo ha planteado. Eso sí, cree que el próximo presidente debe asumir el reto de "modernizar la justicia en Galicia". Personalmente, en la Audiencia se marca como objetivo "una mayor transparencia".

En el Juzgado de Familia o el Mercantil hace tiempo que los asuntos se amontonan. ¿Ve pasotismo en las administraciones?

Se ha intentado buscar soluciones desde que se plantearon los problemas. Hubo un incremento exponencial de demandas en materia mercantil por reclamaciones a los bancos -cláusulas suelo, preferentes-, lo que generó un colapso generalizado a nivel nacional. En Vigo, están absolutamente desbordados con dos jueces. Es imposible asumir  en un periodo razonable el nivel de entrada de asuntos. Hay que buscar una solución global para crear juzgados especializados o refuerzo de plantillas. Para el Juzgado de Familia, en el último pleno de la Sala de Gobierno del TSXG se acordó solicitar una comisión de servicio para que un juez pueda completar la plantilla.

Pero ya hubo un juez de refuerzo y no se mejoró el atasco.

No se puede pedir un juzgado nuevo porque los números de entrada no los cumple. Hay que ir a soluciones temporales. Y después, para que el problema no se repita, a nivel de reparto, habrá que quitarle algunos de los asuntos que asume. Por ejemplo, derivar los internamientos.

Los sindicatos dicen que el plan para la recuperación del trabajo afectado por la huelga ha sido un fiasco. ¿Lo cree así?

La estadística anual aún no está cerrada para poder evaluar el colapso de la huelga. Lo cierto es que sacar todo lo pendiente requerirá tiempo. Los planes de recuperación destinados a los funcionarios disminuyen los asuntos paralizados porque hay más tramitación pero se van a encontrar con un tapón en el momento en que llegan  al juez, que va a tener que resolver tres veces más.

La judicatura le está diciendo al Gobierno que está harta de ser la Cenicienta de los servicios públicos. ¿Le interesa a los políticos poca eficacia para no exigirles responsabilidades o simplemente se debe a la intrascendencia política de la justicia?

La justicia, sea el gobierno que sea, no vende votos. Y, además, es muy difícil de organizar por problemas estructurales gravísimos: coexisten diversos cuerpos  que pertenecen a diversas administraciones. No hay un pacto de estado para poner las bases y se va a medidas puntuales que no arreglan. Tampoco la producción legislativa ha sido la adecuada y no se han modificado normas que eran imprescindibles como la Ley de Enjuiciamiento Criminal. En cuanto a los medios materiales, se trabaja en la digitalización pero cada comunidad autónoma lleva un ritmo. No hay una preocupación verdadera por la justicia.

¿En qué partido ve un candidato a “príncipe azul" para esa gran transformación? 

En ninguno. Hemos negociado con todos los partidos. Lo único que queremos es un Pacto de Estado por la Justicia en el que estén todos los operadores jurídicos con vista a buscar soluciones de futuro. Soluciones para una justicia ágil.

¿Ciencia ficción ese gran pacto? 

No se ven visos de que llegue. Todos los partidos se plantean reformas, pero se pasa la legislatura sin reformas potentes.

En Ourense hay políticos que han cuestionado a jueces y fiscales. A usted le recusaron. 

Nosotros realizamos un trabajo susceptible de crítica . Pero trabajamos en función de la existencia de una denuncia previa y teniendo en cuenta indicios racionales de criminalidad. Que después eso acabe en una sentencia absolutoria no quiere decir que el trabajo esté mal hecho  o que no hacía falta una investigación previa.

Pero esas investigaciones pueden acabar con una carrera ...

Pues habría que legislar cuando alguien debe presentar su dimisión. La instrucción, tal como está configurada, no supone una presunción de culpa, por lo que habrá que esperar a la sentencia. Nadie debe dimitir durante una instrucción, sino al final, cuando el proceso concluye.

¿Le duelen las críticas?

Duelen cuando no se entiende lo que haces y las críticas no las consideras fundadas. He trabajado con honradez y lo seguiré haciendo. No creo que mi trabajo estuviese mal hecho. No daría marcha atrás.

Abogados y procuradores quieren más espacios en los edificios judiciales...

Los edificios son para las personas, y si hay espacio veo lógico que tengan un local, por ejemplo, para reunirse con sus clientes. 

¿Se llevan bien con sus nuevos vecinos -Policía Autonómica-?

Ninguna disfunción. Lo que no se puede tener es el edificio vacío.

¿Está siguiendo el juicio al “procés"?

Por encima. Tenemos una justicia muy garantista. Las reclamaciones aceptadas por Estrasburgo son mínimas. Estamos ante un tribunal imparcial y justo. Si hay rebelión o no será una cuestión jurídica.

¿La sentencia de La Manada fue hipergarantista? 

Juzgamos en función de la valoración de la prueba. Con esos hechos probados a lo mejor se podría haber condenado por otro tipo delictivo, pero destaco la honestidad e imparcialidad de los jueces. Hay que modificar la regulación de los abusos sexuales para que todo quede más claro. La claridad es buena.

fn_2059_resultLos delitos sexuales se han doblado en 2018. ¿Qué ocurre?

Se denuncia más porque hay respuesta en los tribunales. Ahora, estamos ante una manera de interpretar la sexualidad muy ligada a la pornografía, internet... Conductas derivadas de una forma errónea de entender la sexualidad. La educación es clave para inculcar respeto a la mujer y saber que no es no. 

¿La comisión provincial de violencia de género que acaba de constituirse servirá para algo?

Puso sobre la mesa carencias estructurales que desconocíamos y que desde dentro podemos hacer mucho por solventar; carencias de medios policiales ... Estoy muy satisfecho por los temas que generó y la posibilidad de incidir en ellos. A la violencia de género hay que darle prioridad.

Para evitar casos como el de Isabel Fuentes...

Entre otras cosas. Hay que lograr una coordinación efectiva.

El reparto de cromos entre PP y PSOE para el CGPJ quedó en entredicho en noviembre. ¿Los pactos debilitan la credibilidad del órgano?

Partiendo de que Marchena sería un gran presidente, pero la composición del CGPJ no puede venir en bloques de derecha e izquierda. Pedimos que los 12 representantes que corresponden a los jueces sean designados por la carrera.