LOS 60 EMPLEADOS CONDENAN LA ACCIÓN, QUE ATRIBUYEN A LA CRISIS, PERO ENSALZAN SU CAPACIDAD

Apoyos para el empresario detenido con un revólver

Los 60 trabajadores que componen el personal de la empresa Grupo Textil Patry Godoy han expresado ayer su apoyo al responsable de la firma, Cándido Rodríguez Eiró, detenido el jueves por presentarse en una sucursal bancaria de la ciudad con un revólver, que estaba descargado, para refinanciar una deuda empresarial. El industrial, que permanece ya con su familia, quedaría en libertad con cargos el viernes, tras prestar declaración en el Juzgado, acusado de amenazas y coacciones.
Ahora, sus trabajadores condenan su acción en la sucursal porque consideran que 'la única fórmula viable para la resolución de un conflicto debe basarse siempre en el respeto y el diálogo y nunca por la vía de la violencia, la cual condenamos y rechazamos profundamente'; pero también han expresado todo su apoyo a Rodríguez Eiró, 'que a lo largo de su vida ha demostrado que, además de ser un gran empresario, es mejor persona'. Dicen ser conscientes de que la empresa no pasa por su mejor momento debido a a crisis, pero resaltan 'la capacidad de superación' de Rodríguez, 'quien responde con el 100% de su patrimonio', por lo que piden para él 'un poco de apoyo'. Aseguran estar tranquilos por su futuro laboral y recuerdan que en no pocas ocasiones 'ha mostrado su valía desde los inicios de esta empresa, que con gran ilusión comenzaron cuatro personas' y que engloba ya a más de 60.

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Al usar este sitio acepta el uso que hacemos de las cookies Más información >