NATURALEZA

Árboles caídos salpican el paisaje de los paseos termales del río Miño

Varios ejemplares aparecen en senderos de O Tinteiro y Pozas de Maimón

Uno de los árboles caídos junto al aparcamiento de las Pozas de Maimón, sin incidentes.
Uno de los árboles caídos junto al aparcamiento de las Pozas de Maimón, sin incidentes.
Árboles caídos salpican el paisaje de los paseos termales del río Miño

Árboles al encuentro termal, al suelo. Uno en O Tinteiro; el otro, junto a las Pozas de Maimón, en la otra orilla del Miño. 

No es recuento. Uno lleva semanas, el otro es reciente. Tampoco nada grave, por suerte."Eu non ando mirando todas as árOURENSE 5/02/2018.- Parque de O Tinteiro, árboles sin podas que caen por su peso. Pazbores", dice José Araújo, concejal de Medio Ambiente. Tiene razón, Ourense está llena de árboles, e “agora todo o mundo é un técnico entendido”. Máxime -lo de la alusión al técnico- después de podas polémicas, en As Mercedes; talas disciplinarias, Plaza de San Marcial; árboles que se van de viejos, en la Avenida de Pontevedra. Además, “Hai unha empresa -Valoriza- que está a facer un estudio sobre o estado das árbores”, léase en las áreas que tiene en concesión, que no son las del percance.

Son los pulmones de la ciudad, áreas muy visitadas. Un hervidero en eso que podemos denominar  peregrinaje termal, al menos desde que Enrique Nóvoa, concejal del ramo y exalcalde, apostó por la recuperación de las charcas y  su acondicionamiento. La del Campo de Santiago, cerca de O Tinteiro, muy frecuentada cuando aprieta la canícula, con sauces y otras especies muy frondosas que ayudan a soportarla, pero que en épocas de temporal reflejan su ímpetu; la otra, de obligado paso camino de Outariz. ¿Falta de cuidados? ¿ Temporales? ¿Es la lluvia que ha reblandecido el terreno? Digamos que vencen por su propio peso.