CRIMEN EN OURENSE

Archivado el homicidio de Socorro Pérez ante la falta de autor conocido

El juez acordó la medida tras tres años sin avances en la investigación, pero advierte que la Policía continúa investigando

Familiares y amigos de Socorro Pérez, con Jesús María Pérez Barreiros en cabeza, en la última concentración al cumplirse tres años de la muerte.
Familiares y amigos de Socorro Pérez, con Jesús María Pérez Barreiros en cabeza, en la última concentración al cumplirse tres años de la muerte.
Archivado el homicidio de Socorro Pérez ante la falta de autor conocido

La falta de autor conocido para dirigir el proceso penal contra él ha llevado al titular del Juzgado de Instrucción 2, Luis Doval, a acordar el sobreseimiento provisional y archivo de las diligencias abiertas por el homicidio de Socorro Pérez. Así lo acordó en un auto fechado ayer en el que también acuerda levantar el secreto de sumario al cumplirse ya algo más de tres años desde que la vecina de O Couto, de 43 años, murió a consecuencia de un fuerte traumatismo craneoencefálico al ser golpeada con una piedra. Había salido a correr en la tarde del 2 de mayo de 2015 por las proximidades del Alto del Seminario y alguien la abordó para agredirla sexualmente. La tesis con la que trabaja la policía, en tanto que el tiempo transcurrido hasta el hallazgo del cadáver (algo más de un mes) impidió localizar ADN y restos biológicos del agresor, es que la mujer fue víctima de un delito sexual (tenía el pantalón de deporte bajado y la posición del cuerpo también apuntaba hacia esa hipótesis).


Nuevas diligencias


Fuentes cercanas al caso aclararon que la causa penal podría reabrirse en cualquier momento para practicar diligencias que solicite la Policía Nacional si surge algún nuevo hilo del que tirar. Y ello, porque aunque el proceso penal esté cerrado a nivel judicial, el equipo de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Policía Judicial de Ourense sigue investigando.

El juez instructor optó por esta medida a tenor del tiempo transcurrido, tres años, sin un investigado contra el que dirigir la causa. Hasta la fecha hay sospechosos pero no hay pruebas o indicios que permitan individualizar.

El juez, previamente a adoptar esta decisión, había recibido un detallado informe del Grupo de Homicidios de Madrid y la UDEV de Ourense en el que se detallan las pruebas realizadas hasta la fecha y los resultados.

El supuesto autor del crimen, según parece, no era conocido de Socorro Pérez. Esta se lo topó en su camino y fue víctima de un depredador sexual que no planificó su acción. De hecho, los investigadores hallaron similitudes entre este crimen y el de la joven Diana Quer, cuyo caso también había sido archivado pero la Guardia Civil prosiguió hasta dar con la pista de José Enrique Abuín Gey, el Chicle.

En estos tres años de investigación, la Policía Nacional analizó las conexiones de telefonía realizadas a la hora de la muerte de Socorro y que quedaron recogidas en la antena del alto del Seminario. No obstante, siguió la pista a las decenas de personas fichadas por agresiones sexuales que residen en la provincia.

El mayor problema residió en que el cuerpo de Socorro Pérez fue descubierto muy tarde. Ya estaba deteriorado por el calor de un verano anticipado y la acción de las alimañas del monte. La Policía Nacional creyó, en un principio, que se trataba de una desaparición voluntaria, pese a las advertencias de la familia. Había dejado preparativos de la cena sobre el mesado de la cocina y salió sin dinero. 


La familia: "Un día muy triste"


"Es un día con mucha tristeza y desilusión" para la familia de la víctima ,según aseguraba ayer el portavoz, Jesús María Pérez Barreiros, tras conocer la noticia del archivo del caso a nivel judicial. El escenario que se les plantea ahora no es nada esperanzador, según reconocía. "No es lo mismo que una caso esté o no abierto a nivel judicial  porque el trabajo policial puede decaer muchísimo", asegura.

El portavoz cree que la decisión del juez corrobora sus sospechas: "La Policía Nacional en estos tres años no ha conseguido nada de nada".

Tras el impacto inicial de la noticia, el portavoz no dudó en asegurar que el caso de  Socorro Pérez "es un caso clarísimo de ineficacia policial, con una bofetada por parte del juez".

La familia, asegura, no tiene esperanza, aunque, según reconoce, siempre "puede haber un golpe de suerte".

Pérez Barreiros recuerda que la investigación estuvo "muy mal enfocada" durante las primera semanas" al abordarse el caso como si fuera un suicidio.