TRANSPORTE PÚBLICO

El autobús compartido suma en Ourense 14 usuarios al mes por línea

El Plan de Transporte ha incrementado por cuatro el número de paradas en toda la provincia

Usuarios del transporte escolar compartido, en la zona de Coles.
Usuarios del transporte escolar compartido, en la zona de Coles.
El autobús compartido suma en Ourense 14 usuarios al mes por línea

El Plan de Transporte que la Xunta de Galicia puso en marcha el pasado mes de agosto y que afectó al 90 % de las líneas de la provincia contó como principal novedad con la integración del transporte escolar y el regular en el 58,1% de las líneas. Este novedoso proyecto todavía no ha arrancado del todo, aunque avanza poco a poco. El balance de la Consellería de Infraestruturas e Vivenda recoge una media de 14 usuarios mensuales en las 262 líneas adheridas a esta nueva forma de transporte.

En estos primeros cinco meses de funcionamiento, en la provincia de Ourense se han realizado 18.240 viajes bajo esta modalidad, un 47,6% de todos los realizados en la comunidad autónoma, en las 262 líneas compartidas.

Aunque a priori pueden parecer pocos usuarios, desde la Administración autonómica destacan la mayor ventaja que ha traído su implementación: se ha multiplicado en casi cuatro veces el número de paradas de autobús a lo largo de la provincia.

De hecho, antes del plan se contabilizaba un total de 1.479 paradas a disposición de los usuarios, mientras que desde su implantación, esta cifra se ha incrementado hasta las 5.359, de las cuales casi la mitad (2.356) pertenecen a rutas de uso compartido por escolares y usuarios de tipo general.

Este incremento de las líneas no se debe simplemente a los autobuses compartidos, sino también a otra de las grandes novedades del Plan, que es el transporte bajo demanda, que suma un total de 2.521 paradas a la lista, un 81,1% de todas las que hay en esta modalidad dentro de toda Galicia.

Estas paradas bajo demanda funcionan mediante la reserva previa de plaza en un número de teléfono habilitado para tal fin, que ha sido usado, tras poco más de un mes de funcionamiento, por 226 ourensanos.

El transporte escolar compartido ha tenido un efecto especialmente positivo en las comarcas de Celanova y Trives, donde más de un 25% de los desplazamientos se realiza ya en autobuses compartidos, según el balance realizado por Infraestruturas. Además, concellos como Carballeda de Valdeorras o A Mezquita han recuperado el servicio "xa que antes non pasaba ningunha liña de autobús regular", indican.

En cuanto a las tarifas, el balance realizado por Infraestruturas señala la "significativa redución" de las mismas, ya que en la práctica totalidad hay precios más baratos que, en algunos casos, como la línea Ourense -Trives, "chega ao 83%".

Encuestas en centros sanitarios, colegios, concellos y estaciones, para la segunda fase

El Plan de Transporte actual  es de carácter provisional hasta que entre en funcionamiento la segunda fase en agosto de 2019, que lo convertirá en definitivo, al unirse al mismo todas las líneas que operan en Galicia, cuya concesión finaliza en esas fechas. Infraestruturas ya ha licitado los contratos para redactar los proyectos de dicho plan, que incluye encuestas en los concellos, centros educativos, centros sanitarios, estaciones y paradas de autobús, para conocer de primera mano las necesidades para elaborar las líneas. 

Las encuestas se realizarán en los 92 concellos ourensanos; en 13 centros hospitalarios de la provincia, y en todos los centros educativos donde se imparta Bachillerato y FP –ya que no los cubre el transporte escolar–. Para adaptar los horarios de los autobuses a las necesidades clínicas de la población, también se realizarán encuestas en un 60% de los centros de salud. 

Todo esto, se complementará con cuestionarios en las estaciones de autobuses y en las paradas, y también a bordo de los propios autobuses que operan en la actualidad, para conocer de primera mano las cosas que los usuarios cambiarían. 

La segunda fase mantendrá el modelo de transporte a demanda en zonas de alta dispersión  e incluye la integración del bus escolar y general, incluyendo también la posibilidad de la reserva de un número de plazas para escolares en los autobuses de uso general.