El autobús, mejor si es gratuito

La Semana da Mobilidade llegaba a su fin ayer promoviendo el transporte público con "el día sin coches", que transcurrió entre la sorpresa y el desconocimiento de sus usuarios habituales

Los usuarios de los autobuses consultaban las líneas, que no daban información del servicio gratuito.
Los usuarios de los autobuses consultaban las líneas, que no daban información del servicio gratuito.
El autobús, mejor si es gratuito

Ni más viajeros, ni conocimiento alguno. La iniciativa de la empresa concesionaria de transporte de ofrecer viajes gratuitos pasó ayer desapercibida en la ciudad ante el desconocimiento por parte de los ourensanos de que Urbanos Ourense había puesto a su disposición los autobuses con motivo del "Día europeo sin coche". La iniciativa fue creada en el marco de la Semana Europea da Mobilidade, como forma de fomentar el transporte público, algo que en Ourense no parece que se haya conseguido.

El mismo número de coches de siempre y los mismos viajeros que todos los días. Las paradas de la ciudad no tuvieron más afluencia que en un día normal y, más allá de la sorpresa al querer pagar el billete, no hubo ninguna señal que indicase alguna iniciativa respecto a la movilidad pública. En muchas ocasiones, los usuarios, a pesar de ser mayoritariamente viajeros habituales, no descubrieron hasta el mismo momento del pago la gratuidad del ticket y el por qué de una iniciativa que, más que convencer a nuevos usuarios, llegó sobre todo a los viajeros de siempre.

La mayoría de los ourensanos que esperaban en las paradas ayer eran, al igual que el resto del año, jubilados. El perfil de viajero que más utiliza este medio de transporte en Ourense y que ya viaja de forma gratuita normalmente. A pesar de ello, eran muchos los que desconocían la iniciativa y la sorpresa tampoco remitía entre el resto de pasajeros.

Las 30 líneas de transporte urbano de las que dispone el Concello registraron en el primer semestre de este año una media de 21.900 viajes cada día, unas cifras semejantes a las del 2015 y de las que un porcentaje de casi el 80% de los viajes se hicieron usando la Tarjeta Milenio. Este bono da derecho a una reducción de tarifas en relación al costo normal del billete, de 0,85 céntimos.

Los precios y reducciones varían según las modalidades, los viajeros que disfrutan del bono ordinario pagan 0,62 céntimos, mientras que los estudiantes abonan 0,43 y los mayores de 65 años, pensionistas, discapacitados, jóvenes de entre 16 y 18 años o desempleados se mueven gratuitamente en el transporte de la ciudad. Quizá sea por ello, o por la insuficiente publicidad de este día, por lo que los ourensanos no notaron que con motivo del día sin coches ayer podían disfrutar del servicio sin pagar.

Ajenos a todo esto, en la Praza Maior, los más pequeños de la ciudad aprendían sobre la movilidad y la importancia de utilizar menos el coche para la salud y el medio ambiente. La plaza acogía talleres para escolares de Educación Infantil y Primaria, que desde las 10,00 horas de la mañana hasta la una del mediodía, acudieron por turnos de 75 estudiantes de diferentes colegios para divertirse con diferentes actividades y juegos sobre la movilidad.

Colegios como Concepción Arenal, San José, Santo Ángel o Padre Feijóo acercaron a grupos de alumnos de hasta sexto de Primaria para que aprendieran con monitores sobre la importancia de caminar o utilizar desplazamientos alternativos a los coches y para que transmitan el mensaje a sus familias.

Las actividades de promoción de la movilidad cerraron ayer un periodo en el que los más pequeños participaron en deportes como la bicicleta y los patines, cuentacuentos, talleres de reparación de bicicletas o conferencias que se han celebrado durante el resto de la semana y que han contado con el apoyo de las Concellerías de Educación, de Medio Ambiente e Transporte y de Tráfico e Deporte, además de la Xefatura Provincial de Tráfico de Ourense o las asociaciones STOP Accidentes y PAT Galicia.