AUTOBUSES

Sindicatos y patronal de buses se alejan en las negociaciones

La primera reunión provincial acaba sin avances y los trabajadores podrían volver a la huelga 

Sindicatos y patronal de buses se alejan en las negociaciones

El primer encuentro de la mesa de negociación provincial para desbloquear el conflicto en el sector de los autobuses finalizó ayer sin acuerdo entre sindicatos y patronal del transporte, que se emplazaron a la semana próxima para intentar avanzar en los términos del nuevo convenio colectivo. La Confederación Empresarial de Ourense (CEO) acogió ayer la primera reunión de la negociación provincial con el objetivo de desbloquear definitivamente el conflicto en el sector del transporte de viajeros por carretera. La de Ourense fue la primera de las mesas establecidas para desarrollar el acuerdo marco alcanzado el pasado miércoles por centrales sindicales y empresarios a nivel gallego. 

Los representantes de los trabajadores ourensanos plantearon un aumento de los salarios hasta el 3,8%, para actualizarlos al IPC, pero "parte de la patronal", que identificaron con Autocares Anpián, mostró una "postura rupturista y sin diálogo", según señalaron fuentes sindicales. Desde la compañía ourensana no quisieron hacer ayer declaraciones sobre el desarrollo de la reunión.

"Algunos empresarios incluso pusieron en cuestión el acuerdo alcanzado la semana pasada, señalaron, por lo que ven "complicado" que las negociaciones lleguen a buen puerto, decían ayer desde CCOO. 

Hubo más entendimiento en la oposición al nuevo mapa de líneas diseñado por la Xunta de Galicia. Los empresarios indicaron a los sindicatos la imposibilidad de conocer la masa salarial que deberán afrontar en este plan, por lo que no pueden desarrollar las negociaciones de forma adecuada hasta tener más información.

También se celebró ayer la primera reunión entre sindicatos y patronal en A Coruña, con resultados diferentes. Hubo acercamiento y diálogo entre ambas partes, que se movieron entre la propuesta de un alza salarial del 3,6% por parte de los sindicatos y el 2,2% de contraoferta de las compañías. 

Hoy martes será el turno de las negociaciones en Pontevedra y Lugo. Del resultado de estos encuentros dependerá el desarrollo de la mesa autonómica mañana, en la que las centrales determinarán si mantienen la suspensión de la huelga, aunque ayer advirtieron a la patronal de que "se la está jugando" con la falta de acuerdo.

Críticas del BNG

La diputada del BNG por Ourense Noa Presas advirtió ayer de que con el nuevo Plan de transporte se pierde "o 50 % de horarios" de ida y un "25 % dos horarios de volta" al Hospital Piñor, lo que, señaló, "deixaría a pacientes sen servizo de rehabilitación". Presas afirmó que la suspensión de la huelga "non supón a solución ao conflito" y acusó al Gobierno gallego de seguir mostrando "a mesma prepotencia e improvisación" en esta materia cuando se está en plena negociación con la patronal y sindicatos. Presas avanzó la presentación de diferentes iniciativas en el Parlamento, Diputación y Concello de Ourense para garantizar "o mantemento dun autobús por hora" y anunció que vigilarán el "desmantelamento" de los servicios públicos en Ourense.